Los municipios de Acapulco, Torreón y Yautepec, pertenecientes a los estados de Guerrero, Coahuila y Morelos, respectivamente, concentraron las tasas de impunidad más altas en cuanto a homicidio doloso.

De acuerdo con cifras del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, en Acapulco durante el 2013 se cometieron 1,170 homicidios dolosos, y sólo hubo 24 condenas, generando una tasa de castigo de sólo 2.05 condenas por cada 100,000 habitantes, cuando la tasa nacional es de 15.91 castigos por cada 100,000 habitantes.

En Torreón se registraron el año pasado 462 homicidios, con únicamente 10 condenas.

En tanto, en el municipio de Yautepec la tasa de castigo fue de 2.38, ya que en esa zona de Morelos se cometieron 42 homicidios dolosos y se reportó una condena.

Otros municipios con alto índice de impunidad de este ilícito son San Pedro, Coahuila, con 20 homicidios y una condena; en Cuernavaca, Morelos, en el 2013 se reportaron 270 asesinatos y hubo sólo 14 condenas; en Nuevo Laredo, Tamaulipas, se perpetraron 288 homicidios y 16 condenas; ciudad Victoria, Tamaulipas, tuvo 126 homicidios y nueve condenas; Culiacán, Sinaloa, tiene una tasa de castigo de 11.48 condenas por cada 100,000 habitantes, pues se cometieron 549 asesinatos, de los cuales hubo 63 condenas.

Sobre el delito de secuestro, Hidalgo del Parral, Chihuahua; Iguala, Guerrero, y Ciudad Victoria, Tamaulipas, encabezan la lista de municipios con la mayor impunidad, debido a que ninguno reportó sentencias durante el 2013, a pesar de que en el primero se cometieron cuatro plagios, en el segundo también hubo cuatro, mientras que en el tercero se reportaron 36 secuestros, pero en los tres no hubo castigo para nadie.

Datos de la investigadora del CIDE, Ana Laura Magaloni, indican que en México de 100% de las averiguaciones previas, sólo 10% logra sentencia. Mientras que en Chile, nueve de cada 10 denuncias por homicidio tienen éxito.

veronica.macias@eleconomista.mx