Si Rosario Robles piensa que se está cometiendo una injusticia en su contra puede acudir a instancias defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales, recomendó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Podría participar la Comisión de Derechos Humanos, nacional e internacional. Se tiene que acudir a todos los medios cuando hay una inconformidad, cuando se piense que hay una injusticia”, sostuvo.

Fue decisión del juez, dijo, mantener en prisión a la exsecretaria de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, implicada por la Fiscalía General de la República (FGR) en el caso denominado Estafa Maestra.

“Y por lo que corresponde al Ejecutivo no hay ninguna venganza. Nosotros no hacemos eso, eso es inmoral, es indigno, eso le resta a cualquiera autoridad y para nosotros lo más importante es la autoridad moral. De parte del Ejecutivo no hay persecución a nadie, no se denuncia a nadie por consigna política”.

Si el juez del caso “recibió una orden o actuó por consigna, debería de ser sancionado, porque los jueces tienen que actuar con autonomía”, completó.

Acepta demoras

Con respecto al caso de Emilio Lozoya, el mandatario mexicano reconoció que ya pasó mucho tiempo y no hay resultados concretos en relación con la investigación en su contra, pero negó que haya un pacto de impunidad con el exdirector de Pemex.

“¿Y esta tardanza no le afecta a su combate a la corrupción, presidente?”, fue la pregunta durante la conferencia de prensa matutina.

“No. No le hace que tarden, pero que se conozca toda la verdad. A veces la justicia tarda, pero llega”.

rolando.ramos@eleconomista.mx