La Secretaría de Desarrollo Social anunció que llevará a cabo acciones de prevención para mejorar las condiciones de operación en los albergues en los que se atiende a jornaleros agrícolas luego de la recomendación que le hizo la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por la muerte de una niña de seis años en Yurécuaro, Michoacán.

Adelantó que realizará un análisis a nivel nacional de las reglas de operación del Programa de Atención a Jornaleros Agrícolas, a fin de mejorar su funcionamiento y delimitar las responsabilidades de las autoridades administrativas, de mantenimiento y vigilancia en los albergues.

Además impulsará la creación del Comité de Jornaleros Agrícolas para escuchar y atender sus necesidades de este sector de la población.

Esta secretaría informa que ha aceptado plenamente el contenido de dicha recomendación respecto a los lamentables hechos ocurridos el 11 de marzo de 2014, en los que una niña de seis años falleció ahogada dentro de un albergue para jornaleros agrícolas en Yurécuaro, Michoacán , destacó la institución encabezada por José Antonio Meade.

Meade Kuribreña precisó que la Sedesol se encargará de la reparación del daño a la familia afectada, a través de atención médica y psicológica, además realizará las gestiones necesarias para la debida canalización de las víctimas.

Pidió al subsecretario de Desarrollo Social y Humano, Ernesto Nemer; al abogado General, Emilio Suárez Licona; y al delegado federal de Sedesol en Michoacán, Víctor Manuel Tapia, que se coordinen para dar cumplimiento eficaz a la recomendación de la CNDH.

Funcionarios de la dependencia atenderán de manera directa a la población que utiliza las instalaciones del albergue en Yurécuaro para mejorar sus condiciones de vida y garantizar de esta forma sus derechos a la protección a la salud, vivienda adecuada y desarrollo infantil .

[email protected]

mfh