Monterrey, NL. La Secretaría de Salud de Nuevo León envió a un Grupo de Reacción Inmediata para dar atención y seguimiento a quienes se vieron afectados por el ataque de un menor, con saldo de dos personas muertas y 5 heridas, en el Colegio Cervantes de Torreón, Coahuila.

Manuel de la O. Cavazos, titular de la Secretaría de Salud de Nuevo León habló con el titular de Salud en Coahuila, Roberto Bernal Gómez para ofrecerle apoyo, debido a que en Nuevo León se formó un grupo de reacción inmediata después de un incidente similar ocurrido en el Colegio Americano del Noreste en 2017.

“Tenemos expertos en capacitar (a las víctimas) con un equipo que lidera el doctor Juan José Roque Segovia, director de Salud Mental y Adicciones, de la Secretaría de Salud estatal”, explicó el funcionario.

“Hay información científica de que estos casos que se dan de manera aislada, los adolescentes quieren repetir conductas (tiroteo). Tenemos a 6 psicólogos y psiquiatras que van a ayudar a tranquilizar a las personas afectadas (por estrés postraumático)”, dijo Manuel de la O. Cavazos.

El pasado 10 de enero, un alumno de primaria de once años disparó contra su profesora y compañeros, para después suicidarse, en el Colegio Cervantes de Torreón.

Como antecedente, en enero de 2017 hubo un tiroteo en el Colegio Americano del Noreste, en la ciudad de Monterrey. Un alumno disparó a la maestra y a tres alumnos y luego se suicidó, según informó la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Manuel de la O. indicó que a raíz de este incidente, la Secretaría de Salud estatal hizo un estudio completo sobre la salud mental de alumnos de primaria y secundaria, donde se detectó a quienes tenían serios problemas metales y se les dio seguimiento junto con la Secretaría de Educación estatal.

Consideró que este proceso de apoyo de parte de la Secretaría de Salud a los alumnos y maestros afectados fue de 6 meses.

kg