Las redes sociales se han convertido en uno de los principales proveedores de servicios de publicidad a nivel mundial y han cobrado mayor relevancia en los últimos meses a causa de la pandemia de Covid-19 que paralizó las actividades presenciales.

En las elecciones intermedias celebradas en México en junio, los medios sociales funcionaron como una alternativa de comunicación masiva en la que los candidatos expandieron sus propuestas sin necesidad de organizar reuniones con simpatizantes y acarreados, sin embargo, muchos de éstos recurrieron a la "pauta" a través de Facebook para potencializar sus mensajes de campaña y llegar a mayor número de usuarios. 

Hablando específicamente de las gobernadoras y gobernadores electos en México, la lista de clientes distinguidos de la plataforma fundada por Mark Zuckerberg está encabezada por Samuel García Sepúlveda, el candidato de Movimiento Ciudadano que ganó las elecciones en Nuevo León, quien ha gastado la módica cantidad de  7 millones 940,426 pesos en anuncios pautados durante el último año, un promedio de 661,702.16 pesos mensuales. 

Esta cifra sigue en aumento, puesto que el esposo de la influencer Mariana Rodríguez lleva gastado en los últimos  días (del 16 al 22 ago 2021), 24,399 pesos, de acuerdo a la biblioteca de anuncios de Facebook, misma que puede ser consultada por cualquier persona interesada en transparentar el gasto de cualquier página registrada en dicha red social. 

En la segunda posición se encuentra Alfonso Durazo Montaño, gobernador electo de Sonora, quien lleva ejercido un gasto de 3 millones 874,238 pesos, un promedio de 322,853.16 pesos mensuales  a través de su página de Facebook, que actualmente acumula 103,090 "me gusta".

El tercer peldaño lo ocupa Marina del Pilar Ávila Olmeda, gobernadora electa de Baja California, quien ha pagado la suma de 3 millones 301,757 pesos a la red social, un promedio de 275,146.41 pesos mensuales de pauta publicitaria. 

En la cuarta posición destaca la panista María Eugenia Campos Galván, gobernadora electa de Chihuahua, que acumula un gasto aproximado de 1 millón 936,591 pesos en anuncios sobre temas sociales, elecciones o política, seguida por Alfredo Ramírez Bedolla, gobernador electo de Michoacán, quien ha invertido 1 millón 719,398 pesos en mensajes pagados.

La lista continúa con Mauricio Kuri, gobernador electo de Querétaro, el cual acumula un gasto total de 1 millón 595,912 pesos, cantidad similar al gasto que ejerció Ricardo Gallardo Cardona, abanderado del Partido Verde Ecologista de México, quien gobernará San Luis Potosí, y que pautó un total de 1 millón 537,521 pesos en el conglomerado estadounidense de redes sociales.

El gobernador electo de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, ocupa la octava posición con una inversión en Facebook de 1 millón 330,968 pesos desde agosto de 2020 a la fecha.

Conforme la lista va alejándose del primer peldaño, las cantidades de inversión en pauta van disminuyendo, tal es el caso de Colima, donde la gobernadora electa Indira Vizcaíno no logró ejercer un gasto superior al millón de pesos como sus colegas, únicamente invirtió 935,927 pesos.

Aun cuando no está confirmado su triunfo de manera legal, la virtual ganadora de la gubernatura de Campeche, Layda Sansores, acumuló un importe total gastado de 854,536 pesos en pauta desde su página oficial en Facebook. Muy por debajo se posicionó el gobernador electo de Baja California Sur, Victor Manuel Castro, con un gasto total de 309,455 pesos.

En Tlaxcala, la gobernadora electa Lorena Cuéllar decidió destinar 247,057 pesos en mensajes pagados que se distribuyeron entre los usuarios de la plataforma registrados en la entidad.

Mientras que Miguel Ángel Navarro, gobernador electo de Nayarit, destinó 110,157 pesos como parte de su estrategia digital en Facebook, al igual que en Zacatecas, donde David Monreal, gobernador electo, gastó 103,281 pesos.

En la lista no entraría la morenista Evelyn Salgado Pineda, gobernadora electa de Guerrero, que pese a contar con su página oficial en la plataforma de Facebook con casi 80,000 "me gusta" no invirtió en pauta, siendo la única en mantener en ceros su registro en la biblioteca de anuncios de la red social y quien seguramente no recibiría distinción alguna por parte de la empresa fundada por Mark Zuckerberg, por no haber ejercido gasto alguno en publicidad. Y ni modo.

kg