Jorge Gaviño, diputado perredista en el Congreso de la Ciudad de México, advirtió que la falta de cuidado en la asignación presupuestal en temas como salud, movilidad, contaminación ambiental, agua, entre otros, dará menos resultados y traerá consecuencias.

Refirió que pese a que el presupuesto autorizado para 2020, cercano a los 240 mil millones de pesos refleja un incremento global de más de dos por ciento, hay muchas áreas que se verán afectadas con 27 por ciento menos a lo autorizado en el año que concluye.

En entrevista, ejemplificó el caso del agua que "tiene un decremento terrible, hay una baja muy importante de cerca de cuatro mil millones de pesos”.

Situación que, según el perredista, provocará la falta de inversión para plantas de tratamiento, atender fugas de agua, meter pozos de absorción contra el hundimiento de la tierra, aunado a que “las inversiones van para otro lado”.

Gaviño Ambriz subrayó que pese al aumento de recursos para Desarrollo Social, en particular el apoyo a las personas, no se asignó para el crecimiento económico de la ciudad.

Agregó que "en el caso del Instituto de Verificación Administrativa, la reducción fue de 18 por ciento, (de 433 a 354 millones de pesos), pese a que todo ha subido, no sólo tres por ciento de inflación, todo ha subido, sobre todo en terrenos, esto va a ser inviable para un manejo adecuado".

El legislador capitalino insistió en que "hay muchos temas que no reciben los recursos necesarios para su funcionamiento y esto evidentemente va a dar menos resultados”.

Tal es el caso del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5) que en 2019 recibió más dinero del que tendrá en 2020, pasará de tres mil 180 a mil 938 millones de pesos, es decir, 39 por ciento menos.

En similiar situación se encuentra, subrayó, el Fondo Público de Atención al Ciclista y al Peatón que tuvo una reducción de 11.7 por ciento, al pasar de 51.5 a 45 millones de pesos; el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, registró nueve por ciento menos.

El Instituto de las Personas con Discapacidad, tuvo un decremento en su presupuesto de 28.5 por ciento; el Instituto de la Juventud recibirá 15.9 por ciento menos; el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones, también redujo 27 por ciento.

Mientras que el Régimen de Protección Social en Salud, disminuyó su presupuesto de mil 266 millones de pesos a 203 millones, es decir, 83.9 por ciento menos; para el Fondo Ambiental Público bajó 7.5 por ciento; la Secretaría de Turismo recibirá ocho por ciento menos, entre otros, concluyó.