Tres de los nueve reos fugados la noche del martes de un penal de Hidalgo ya fueron recapturados, se trata de  Román Farfán Sánchez, Juan Valentín Rangel Albor y Abel Millán Gaspar.

El titular de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo, Alejandro Habib Nicolás, dijo que en la operación de fuga del martes pasado, que incluyó la explosión de tres autos bomba, participaron al menos 10 sicarios que portaban armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, y usaron al menos seis vehículos.

Dijo que en la entidad nunca se había presentado un suceso de esta magnitud por el tipo de armamento utilizado y con el cual sometieron al personal del Cereso de Tula para sustraer a José Artemio Maldonado Mejía,  “El Michoacano”, y su hermano Lucio Maldonado Mejía, además de otros siete reos.

Artemio Maldonado había sido detenido el pasado 26 de noviembre en Texcoco, Estado de México, acusado de homicidio y otros delitos del fuero común y secuestro.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad del Estado de México informó que fue la responsable de la detención de uno de los nueve reos fugados del Cereso de Tula. El sujeto manejaba sobre la carretera federal Texcoco-Los Reyes una camioneta Suburban modelo 1992, que presuntamente fue utilizada para el escape.

En tanto, ayer fueron mostrados videos de las cámaras de vigilancia del “Proyecto Hidalgo Seguro”. Una cámara ubicada en la caseta de cuota de la autopista México-Querétaro captó el momento cuando José Artemio Maldonado Mejía “El Michoacano” conducía una camioneta y se asomó por la ventana para pagar el peaje; a bordo de la unidad iban los otros ocho reos que se fugaron del penal del estado de Hidalgo.

kg