Si bien México ha aumentado la matrícula de sus estudiantes con el pasar de los años, se mantiene en los niveles más bajos en términos de aprendizaje en las áreas de matemáticas, ciencias y lectura, de acuerdo con los resultados de la prueba PISA 2018 divulgados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Según el estudio, que evalúa las competencias de los estudiantes en las ramas referidas, y cuyos resultados se divulgarán hoy a nivel mundial, México obtuvo un rendimiento de 420 puntos en lectura, 409 en matemáticas y 419 en ciencias. 

En los mismos rubros el promedio de la OCDE se ubicó en 487, 489 y 489 respectivamente, por lo que México se ubicó por debajo del promedio

En comparación con la última prueba PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos) del 2015, el rendimiento promedio de los estudiantes mexicanos de 15 años de edad, que son los evaluados en la prueba de la OCDE, bajó tres puntos en lectura, subió uno en matemáticas y subió tres en ciencias. 

No obstante, de acuerdo con la metodología de la prueba, los cambios presentados en el puntaje para México no son significativos para permitir observar una mejora o un deterioro. El desempeño promedio se ha mantenido estable en lectura, matemáticas y ciencias, a lo largo de la mayor parte de la participación de México en PISA (desde el año 2000)”, indicó el análisis sobre nuestro país. 

En este sentido, la OCDE evaluó a un total de 1 millón 480,904 estudiantes mexicanos de 15 años, los cuales representan 66% de la población total de dicha edad. 

De ese universo, el estudio PISA 2018 identificó que la mayoría, 55% de los estudiantes, pudo identificar al leer un texto de longitud moderada ideas básicas “y pueden reflexionar sobre el propósito y la forma de los textos cuando se les indica explícitamente que lo hagan”.

En contraparte, sólo 1% de los estudiantes mexicanos mostró habilidades avanzadas en lectura en donde “pudieron comprender textos largos, tratar conceptos que son abstractos o contra intuitivos, y establecer distinciones entre hechos y opiniones, basadas en claves implícitas relacionadas con el contenido o la fuente de la información. En 20 sistemas educativos, incluidos los de 15 países de la OCDE, más de 10% de los estudiantes de 15 años mostraron un rendimiento superior”, indicó el análisis. 

En cuanto a matemáticas, el análisis de indicó que 44% de los estudiantes analizados obtuvo un nivel mínimo de competencias en el área “por ejemplo, comparar la distancia total de dos rutas alternativas o convertir los precios en una moneda diferente”, mientras que sólo 1% de los estudiantes obtuvo resultados comparables con los estudiantes de China y Corea, los mejores evaluados en la prueba.

Mientras que en Ciencias, la OCDE destacó que “casi ningún estudiante demostró alta competencia” lo que significa que un estudiante puede “aplicar de manera creativa y autónoma su conocimiento de la ciencia en una amplia variedad de situaciones, incluidas situaciones desconocidas”.

Por otra parte, la OCDE destacó el crecimiento de la matrícula de estudiantes en México ya que, según el organismo, entre el 2003 y el 2018 el país sumó a unos 400,000 estudiantes a la población total de jóvenes de 15 años elegibles para participar en PISA.

Al observar los resultados obtenidos por los 36 miembros de la OCDE, además de Colombia, que se encuentra en proceso de adhesión, México se ubicó en los últimos tres lugares del ranking de habilidades

[email protected]