La Universidad de la Salud se ubicará en la cuarta sección del bosque de Chapultepec. Desde ahora y hasta febrero está abierta la convocatoria para recibir a los primeros 1,000 alumnos de medicina y enfermería. Es abierta para todos los habitantes del país, no sólo de la Ciudad de México.

Dicha Universidad dependerá de la Secretaría de Educación del Gobierno de la CDMX, y será operada por médicos egresados de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina. Su propósito será formar a médicos familiares comunitarios que deseen trabajar, sobre todo, en las zonas más alejadas del país, que es donde se necesita mayor número de médicos y enfermeras.

Así lo anunció la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“A partir de ahora y hasta febrero se abren las convocatorias para estudiantes y para profesores. Ambos van a llevar un curso introductorio, propedéutico, y a partir de la finalización de este curso se establecerá quiénes pueden ingresar a la universidad, tanto en medicina, como en enfermería.

“Es una convocatoria nacional, no sólo para personas de la Ciudad de México, sino principalmente para estudiantes egresados de preparatoria de todo el país que tengan la vocación de regresar a sus comunidades como médicos y como enfermeras”, dijo la mandataria estatal.

La Universidad iniciará con 500 estudiantes de medicina y 500 de enfermería. La primera durará seis años: cuatro de asignaturas en hospitales y en la propia universidad uno de residencia de pregrado, y un año más de servicio social. La de enfermería será por cinco años.

El presidente López Obrador mencionó que esta nueva institución se suma al Sistema de Universidades Benito Juárez. “Es parte del mismo plan, del mismo propósito, aunque esas universidades se manejan desde el instituto que tiene que ver con las universidades públicas, Benito Juárez”.

“De las 100 (universidades) hay como 11 que están destinadas a la medicina y a enfermería. Eso va adelante. Incluso voy a destinar un fin de semana a visitar las universidades del sistema Benito Juárez. Es muy importante que funcione aquí en la Ciudad de México. Y tenemos que abrir más.

“Ojalá y se abran más, porque tenemos un problema estructural, de fondo, nos faltan médicos en el país. Ése es uno de los saldos negativos del modelo neoliberal, el apostar a la privatización de la educación, el imponer los exámenes de admisión como pretexto, usarlos como excusa para rechazar a los jóvenes con la mentira de que no pasaban el examen de admisión porque no tenían presupuesto las universidades públicas”, destacó.

Voluntario, para gobernadores

El presidente López Obrador dijo tener información de que son menos de seis gobernadores del país los que se han negado a firmar un convenio con el gobierno federal para la operación del Instituto de la Salud para el Bienestar (Insabi), que sustituye al Seguro Popular.

“Y se ha hecho también algún ruido, porque algún gobernador declaró que no va a aceptar. Es voluntario, no es obligatorio”.

[email protected]