El candidato presidencial republicano, Donald Trump, reiteró este miércoles que México pagará la construcción de un gigantesco muro en la frontera sur de Estados Unidos, poco después de una polémica reunión con el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto.

Vamos a construir un gran muro en la frontera sur , dijo Trump ante la ovación de seguidores durante un acto de campaña realizado en Phoenix (Arizona).

Y México va a pagar por el muro, créanme, 100% , añadió. Todavía no lo saben (...) y son gente grandiosa y líderes grandiosos, pero van a pagar por el muro .

Trump había abordado el espinoso tema pocas horas antes en un mensaje conjunto luego del inesperado encuentro con el presidente de México, en donde dijo que no habían discutido quién pagaría por el muro fronterizo que representa el núcleo de la campaña de Trump.

Pero el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que le dijo a Trump que México no pagaría por el muro.

Durante su discurso, el republicano agregó que ordenará la detención inmediata de todos los inmigrantes que se sepa que residen en Estados Unidos sin permiso y que hayan sido arrestados por crímenes.

Respecto de las personas que sean detenidas cruzando la frontera ilegalmente, Trump hizo referencia a la Operación Espalda Mojada, de la década de 1950. Dijo que los llevaremos a grandes distancias en lugar de enviarlos sólo al otro lado de la frontera estadounidense. Los llevaremos al país del que vinieron , agregó.

Entre aplausos atronadores, Trump añadió que propugnará por una ley para bloquear fondos federales a las llamadas ciudades santuario que albergan inmigrantes que están en el país ilegalmente.

Reacciona Hillary Clinton

Unas horas no compensan un año de insultos

La exSecretaria de Estado y candidata a la Presidencia de EU, Hillary Clinton, advirtió que lograr el trabajo conjunto entre dos naciones requiere más que una visita de unas horas para tratar de compensar un año de insultos.

El plan de Trump sobre inmigración ha sido claro: demonizar inmigrantes, construir la muralla y deportar millones , arremetió Clinton.

La candidata también aseveró que EU es una nación excepcional y acusó a su rival republicano de pensar que ese enfoque es insultante para el resto del mundo .