Después de ser aplazadas cuatro meses a causa de la pandemia por el coronavirus, y con la aplicación por primera vez en la historia del voto electrónico, se llevaron a cabo los comicios locales de Hidalgo y Coahuila.

En Hidalgo se votó por 84 ayuntamientos, 96 sindicaturas y 900 regidurías. Y en Coahuila, por diputados locales, 16 de ellos de mayoría relativa, es decir, electos directamente por el voto de los ciudadanos.

Con 67% de las actas computadas en Coahuila, el PRI aventajaba en los 16 distritos en disputa, según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

En un comunicado, el PRI se dijo victorioso de los comicios de Coahuila e Hidalgo. “Aprendimos del 2018 y hoy la mayoría de los ciudadanos de Coahuila e Hidalgo han dado su confianza al PRI”, indicó Alejandro Moreno, presidente del partido.

Por su parte, Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente interino de Morena, señaló en conferencia desde Torreón, Coahuila, que el PRI supuestamente operó estrategias de compra de voto e intimidación en dicha entidad; mientras que en Hidalgo, aseguró, Morena obtuvo la mayor votación en Pachuca y Mineral de la Reforma, los dos municipios más poblados. Previo a la conferencia, vía Twitter, Ramírez Cuéllar dijo que Morena desconocería los datos del PREP en los dos estados. Cabe mencionar que en Hidalgo el INE suspendió el PREP debido a que encontró fallas técnicas.

La Fiscalía contra Delitos Electorales anunció que la jornada se realizó sin incidentes.