La procuradora General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy Ramos, no descartó que el universitario Norberto Ronquillo Hernández haya sido asesinado horas después del secuestro, pese a que los padres acordaron pagar el rescate solicitado.

En conferencia de prensa y acompañada por los subprocuradores Rodrigo de la Riva, subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales y Arturo Baca, fiscal Central de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro Denominada "Fuerza Antisecuestros", la procuradora expuso que se siguen varias líneas de investigación y se revisan todas las cámaras públicas y particulares.

El secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez, dijo que la dependencia tuvo conocimiento del caso por el rector de la Universidad del Pedregal y coadyuvó con la procuraduría, que ya trabajaba en el tema.

Orta Martínez expuso que se siguieron los protocolos para caso de secuestro y se compartió la información disponible. El hallazgo se dio luego de una llamada telefónica en la que se reportó la presencia de un bulto y después personal de la procuraduría determinó que se trataba de un cuerpo.

Decretan tres días de luto

Armando Martínez Gómez, rector de la Universidad del Pedregal, indicó que se decretaron tres días de luto en la institución educativa ubicada en el sur de la Ciudad de México, por lo que las actividades se reanudarán hasta el jueves.

En entrevista, Martínez Gómez cuestionó la falta de actuación inmediata de las autoridades ante el llamado al 911 de que un joven había desaparecido.

“Demandamos que se responda de inmediato porque desde que se recibió la llamada al 911 no se aplicaron protocolos de búsqueda", señaló.

El rector subrayó que esa llamada se hizo desde el primer minuto, que se mandó a una patrulla de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y los agentes policiacos, en lugar de llamar a peritos y en ese momento activar el protocolo, llevaron el coche a la casa de la familia y le solicitaron presentar la denuncia correspondiente.

“Vemos muy lamentable que por trámites burocráticos no se haya empezado una investigación hasta que la comunidad tuvo que salir a las calles", dijo el rector.