El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó ante el notario público 30 de la Ciudad de México, Rafael Coello Santos, la carta que hizo pública en marzo para comprometerse a no reelegirse. La Presidencia de la República dijo que el notario no cobró honorarios ni monto alguno por el servicio prestado.

Durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, López Obrador demandó al Congreso la aprobación de la revocación de mandato, pues dijo que con ello “voy a durar el tiempo que el pueblo quiera”, refiriéndose a que si a la mitad de su gobierno se decide que no se avala a su gobierno, dejaría el cargo.

El presidente López Obrador dijo que está en curso una investigación para conocer el destino de los 205 millones de dólares que se le incautó en su momento al empresario mexicano de origen chino Zhenli Ye Gon; mencionó que también ya se prepara la subasta de la casa de ese empresario en las Lomas de Chapultepec, por la cual se obtendrían entre 30 y 40 millones de pesos.

En la conferencia de prensa estuvo presente la presidenta municipal de Naucalpan, Patricia Durán Reveles, quien recibió de parte del SAE la posesión del rancho Los Tres García que no se vendió en la pasada subasta de propiedades. Se informó que el terreno será utilizado para la construcción de una escuela.

El Presidente dijo que no descarta la posibilidad de desaparecer el Coneval. Sostuvo que esa tarea bien la puede llevar a cabo el Inegi. Reiteró que gobiernos anteriores abusaron de crear organismos y cargos sin sentido ni raciocinio del gasto público.

López Obrador dijo que en su reunión ayer con los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial y el Consejo Mexicano de Negocios, les hizo un “reclamo fraterno” por el recurso legal que interpuso la empresa TransCanada en contra de la CFE. Dijo que les pidió que sigan adelante en las negociaciones sobre los gasoductos, y que dejen los pleitos legales. El mandatario afirmó que les solicitó que sus empresas comiencen ya a producir gas y petróleo como parte de los contratos que se les ofreció.

El Presidente dijo que no está de acuerdo en la política de que los particulares hagan negocios y que el Estado no se involucre. Aseveró que eso no ocurrirá en su gobierno, y se vuelve al principio constitucional de que el Estado es rector de las actividades económicas.