Los líderes de los partidos políticos de oposición propusieron este miércoles que la revocación del mandato se abra a un debate profuso, además de que plantearon diversas cláusulas que a su juicio deben de dejarse por escrito en la reforma, como que la consulta se aplique a partir del 1 de diciembre del tercer año de mandato del Poder Ejecutivo Federal.

Previo a su participación en un foro sobre la reforma de Estado y electoral en la Cámara de Diputados, los líderes nacionales del PRD, PRI, PAN y Movimiento Ciudadano ofrecieron una conferencia de prensa en donde plantearon cuestiones que van desde las fechas a realizarse la consulta, hasta la necesidad de que la solicitud para la revocación provenga de manera directa de la ciudadanía

En este sentido, la dirigente del PRI y senadora de la República Claudia Ruíz Massieu indicó que la consulta para la revocación del mandato debe ser organizada por el Instituto Nacional Electoral (INE). 

“Cualquier otro planteamiento como el que está en la mesa hoy (ayer) para discutirse en la Cámara de Senadores, no es una revocación de mandato, no es una herramienta de empoderamiento ciudadano, y no contará con los votos del Partido Revolucionario Institucional”, afirmó Ruiz Massieu.

La dirigente del tricolor apuntó que la revocación es un instrumento de control de la ciudadanía sobre el  Ejecutivo y no del gobierno por lo que se deben tener estipulaciones claras sobre los requisitos para pedirla y para que sea vinculante. 

“No apoyaremos una supuesta revocación de mandato, que más parece una ratificación de mandato”, reiteró.    

Por su parte, Clemente Castañeda Hoeflich, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano indicó que existe la disposición entablar un debate entorno a la revocación del mandato, aunque con algunas condicionantes. 

“La primera de ellas tiene que ver con que la revocación de mandato debiera ser un instrumento de empoderamiento ciudadano, de control democrático y no necesariamente una concesión del gobierno. 

“Por lo tanto, como lo han anunciado nuestros coordinadores parlamentarios en el Senado de la República, el planteamiento que ha hecho el presidente de la República y que impulsa el grupo mayoritario en el Senado de la República seguramente no contará con las dos terceras partes para aprobar una reforma constitucional”, sostuvo.

A su vez, el dirigente del Partido Acción Nacional, Marko Cortés afirmó que espera que la iniciativa sobre revocación del mandato que se encuentra en el Senado sea retirada. 

“Nosotros hemos dicho: hablemos de la figura, sí y sólo sí, después de la mitad de su mandato; sí y sólo sí, a petición de la sociedad o de los partidos de oposición en México, no a petición del propio gobierno, porque como aquí se ha dicho, entonces no sería revocación, sino confirmación de mandato”.