La Presidencia de la República reveló que fue la empresa Infraestructura Marina del Golfo S. de R.L de C.V., un negocio conjunto formado entre IEnova y TransCanada Corporation, la que presentó una demanda en contra del gobierno federal, por su decisión de ir a una renegociación de los contratos que tiene con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para operar gasoductos.

Los apoderados legales de dicha empresa solicitaron medidas cautelares al Juez Tercero de Distrito en Materia Ciudad de la Ciudad de México, por considerar erróneo que la CFE asegure que cayó en incumplimiento del Contrato de Servicios de Transporte de Gas Natural del 17 de junio de 2016, y por ello le exija el pago de la Carta de Crédito por 250 millones de pesos.

Cabe destacar que el gobierno federal requiere de cuatro empresas que construyeron gaseoductos, renegociar las condiciones de los contratos, e incluso un reembolso por ciertos servicios que, a su juicio, no fueron cumplidos.

 

El recurso legal fue presentado por los representantes de la empresa Infraestructura Marina del Golfo S. de R.L de C.V. sociedad conformada por IEnova, TC Energía y TransCanada, que construyeron el gasoducto marino Texas-Tuxpan.

El recurso argumenta que el ahora exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, dijo en una entrevista que es necesario que dicho gaseoducto siga operando, pues de lo contrario pondría en riesgo el servicio eléctrico en la península de Yucatán.

Por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador reprochó que una de las esas empresas, que actualmente renegocia con la CFE contratos de gasoductos, haya promovido un recurso legal para inconformarse por la decisión del gobierno federal de abrir una renegociación.

Sin embargo, el mandatario garantizó que continuarán las mesas de conciliación. “Vamos a la mesa de negociación para buscar el acuerdo, (pero) un compromiso era que cuando se está dialogando no hay demandas”, dijo.

En Palacio Nacional, López Obrador cuestionó que ese consorcio esté en una negociación y al mismo tiempo promueva juicios contra el gobierno. Y más aún, que haya puesto como argumento que el anterior secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, estaba de acuerdo con continuar los contratos.

“Una de las empresas presenta una demanda estando en el diálogo y la demanda se apoya en la declaración que le hizo a Proceso Carlos Urzúa, es decir, utilizan esa declaración a favor de la causa de la empresa”, dijo.

Sin embargo, el presidente garantizó que continuará las mesas de conciliación entre la CFE y las empresas Carso; IEnova; Fermaca y TC Energía, quienes construyeron siete gasoductos actualmente detenidos por esa negociación sobre el contenido de contratos para operar siete gaseoductos: Tuxpan-Tula; Tula-Vila de Reyes; Samalayuca-Sásabe; Guaymas-El Oro; La Laguna-Aguascalientes; Villa de Reyes-Guadalajara y Texas-Tuxpan.

“Hay una negociación, porque según nosotros se abusó en unos contratos de construcción de los gasoductos -ya hemos hablado de este tema- según nosotros, se abusó -ya no hablemos de la legalidad, porque ni quiera los contratos fueron firmados por los consejos de administración o por el Consejo de Administración de la Comisión Federal de Electricidad, es más ni siquiera lo firmó el director de la Comisión Federal de Electricidad, fueron funcionarios menores, que también no deben de ser chivos expiatorios, porque a ellos se les ordenó firmar esos contratos. Bueno, estamos ahora buscando un acuerdo, porque las tarifas que quieren cobrarle a la Comisión Federal de Electricidad, están por las nubes”, aseveró.

[email protected]