Derivado del colapso de una estructura de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro y que cobró la vida de 25 personas, la secretaria de Administración y Finanzas de la Ciudad de México, Luz Elena González Escobar, nuevamente aseguró que no se generó algún subejercicio en el presupuesto de mantenimiento de este sistema de movilidad.

Al detallar el contenido de la Cuenta Pública del 2020, la cual se le entregó esta semana al Congreso local, acotó que el presupuesto del Metro se compone por dos fuentes: la primera es una proyección sobre el número de pasajeros que se va a transportar en el año y que se traduce en los ingresos que por tarifa se van a obtener; y la segunda son los recursos presupuestales que el Gobierno de la Ciudad de México proporciona para el mantenimiento y la tarifa.

A partir de esta revisión, mencionó que originalmente en el 2020 se tenía un presupuesto de 15,652.7 millones de pesos en gastos de materiales, suministros y otros mantenimientos; sin embargo, la cantidad pasó a 14,290.5 millones, derivado de la disminución de pasajeros durante la pandemia de Covid-19.  

“Se ha dicho que el Metro presenta un subejercicio en el año 2020, esto no es correcto. El ejercido del 2020 son 14,290 millones de pesos, que es exactamente igual al presupuesto modificado; la diferencia que se da contra el presupuesto original es que transportamos 40% menos de pasajeros en el año, por lo tanto, los ingresos de tarifa ligados a esta transportación se redujeron, no así el gasto en mantenimiento, no así la operación general del Metro”, aseguró en videoconferencia.

Reiteró que la reducción de 40% de pasajeros e ingreso de boletaje (que se traduce en que los 1,655 millones de pesos estimados pasarán a 935 millones anualmente) dieron lugar al monto modificado de los 14,290.5 millones.

La cantidad de los 14,290.5 millones de pesos está integrada por 8,313.6 millones derivados de los ingresos propios y 7, 339.1 millones generados a partir de los recursos fiscales, detalló.

Luz Elena sostuvo que aún con la disminución de usuarios el gasto por pasaje aumentó casi el doble, ya que pasó de 4.4 pesos en el 2019 a 7.1 pesos en el 2020.

“Asimismo, el gasto en los Capítulos 2000 y 3000, correspondiente a materiales, suministros y otros mantenimientos fue en total de 6,671.5 millones de pesos en el 2020, por lo que se mantuvo prácticamente estable con relación a años anteriores”, ahondó.

“Es evidente que al tener menos pasajeros que transportar, hay algunos gastos que se reducen. Es evidente y eso es el cambio que se ve, pero si ustedes analizan el gasto en mantenimiento y el gasto en refacciones no cae, al contrario, el gasto por pasajero transportado se incrementa casi al doble”, sentenció González Escobar.

Sin escatimar

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, afirmó que a pesar de la pandemia que se generó el año pasado y donde la afluencia de usuarios en el Metro fue de 20%, no se escatimaron los recursos destinados para mantener su operación y mantenimiento.

“El Metro ha tenido recursos suficientes, no vamos a escatimar nunca, jamás, en el recurso que se requiera para operación y mantenimiento; esta falsa idea que ha estado diciendo alguien de que es por un asunto de austeridad no tiene absolutamente nada que ver”, puntualizó.

“La Austeridad Republicana, para nosotros, lo que significa es la disminución o la erradicación de los gastos suntuarios del gobierno, suntuarios, pero no ha habido una reducción en la operación y mantenimiento de las distintas áreas del gobierno, incluido el Metro”, agregó la mandataria. 

estados@eleconomista.mx