Nestora Salgado, líder de la Policía Comunitaria de Olinalá, salió del Centro Femenil De Readaptacion Social de Tepepan la mañana de este viernes tras pasar más de dos años en prisión, tras ser absuelta de los delitos de secuestro y homicidio.

El año pasado, un juez de primera instancia en materia penal dictó auto de formal prisión por el delito de secuestro agravado en agravio de seis personas, entre ellas tres menores de edad, en contra de Salgado García.

NOTICIA: Dictan auto de libertad a Nestora Salgado

El caso se ha convertido en un símbolo para activistas y militantes comunitarios que ven en su encarcelamiento una forma de reprimir a los movimientos populares legales que cuestionan el poder del estado y de la distintas policías

Arropada por familiares y amigos Nestora exhibió a su salida de la cárcel un rifle y una playera verde, símbolos de la guardia comunitaria de Olinalá, de la que formaba parte. A su salida de la cárcel insistió ante los medios en que seguirá su lucha y que seguirá defendiendo a su gente.

Salgado, de 45 años, fue detenida en agosto de 2013 después que personas detenidas por la policía comunitaria que lidera denunciaron que habían sido secuestrados. Un juez federal mexicano desestimó esos cargos contra Salgado en 2015, pero varios cargos estatales sobre el mismo asunto la mantuvieron tras las rejas.

Salgado tiene la doble nacionalidad Estadounidense y mexicana, pero en 2004 dejó la ciudad de Seattle para volver a su México natal donde se unió a la policía comunitaria para participar en un movimiento de defensa legal que organiza patrullas para proteger a los residentes de la corrupción y el crimen organizado.

erp