Javier Ureña González, alcalde interino de Buenavista Tomatlán, Michoacán, fue asesinado en el poblado 18 de marzo, ubicado en la carretera Buenavista-Tepalcatepec.

El edil llegó a la alcaldía luego de que Lorenzo Barajas Heredia, de extracción perredista, solicitó licencia buscando la reelección el 1 de julio, y antes se desempeñaba como secretario en el Ayuntamiento.

De acuerdo con los reportes, Ureña González —la víctima— iba en un vehículo propio acompañado por otra persona, quien resultó ilesa de la agresión.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) condenó el asesinato y exigió a las autoridades castigo a los culpables.

En tanto, la Procuraduría General de Justicia de Michoacán inició la carpeta de investigación, mientras que peritos arribaron a la zona para iniciar las primeras diligencias y trasladar el cuerpo de Ureña González al Servicio Médico Forense.

Buenavista fue, junto con otros poblados de Michoacán, de los que destacó en el 2013 con el surgimiento de autodefensas para protegerse de la violencia generada por grupos del crimen organizado en la entidad.

De acuerdo con el Indicador de Violencia Política en México 2018 de la consultora Etellekt, a una semana de los comicios reporta 543 agresiones en contra de políticos en el país, dejando un saldo de 130 asesinados, 48 de ellos precandidatos y candidatos.

Detalló que, de los 48 precandidatos y candidatos asesinados, 37 aspiraban a ocupar puestos en el ámbito municipal, 10 a diputaciones estatales y uno más a una diputación federal, mientras que 64% de los crímenes han ocurrido en la zona del Pacífico.

Guerrero puntea la estadística con 14 asesinatos, seguido de Michoacán, Oaxaca y Puebla, con cinco casos cada entidad, mientras que en el Estado de México y Jalisco se registra el asesinato de cuatro en cada uno de los estados.

Le sigue Guanajuato con tres asesinatos; Chihuahua y Colima con dos, respectivamente; y en San Luis Potosí, Sinaloa, Coahuila y Quintana Roo, con un caso por entidad.

Son canceladas, asegura el INE

Robo de boletas, en 4 estados

En coordinación con las instancias de seguridad pública locales, el INE reforzará la vigilancia en el traslado y distribución de boletas electorales a los presidentes de casillas para frenar el robo de la paquetería, registrado en cuatro entidades.

“Se están tomando las providencias” para garantizar a los ciudadanos la emisión de su voto el día de la jornada electoral, informó la consejera electoral Pamela San Martín.

En entrevista, explicó que en las bodegas de los distintos consejos distritales se cuenta con el resguardo correspondiente de la paquetería electoral a cargo de elementos del Ejército y que el reforzamiento de la seguridad respecto del traslado de boletas se hará en coordinación con las instancias de seguridad.

El consejero electoral, Marco Antonio Baños, afirmó que si bien el robo de boletas se ha registrado en Tabasco, Oaxaca, Veracruz y Tamaulipas, se trata de “hechos aislados que no están poniendo en riesgo, de ninguna manera, la instalación de casillas”.

Precisó que el robo de paquetes electorales se había registrado en 21 casillas, cinco del ámbito federal y 16 del local.

En todos los casos se ha podido reponer la documentación, amplió, y en el caso de Tabasco ya fueron reimpresas las boletas hurtadas y enviadas a los órganos electorales respectivos; cuando eso pasa, detalló, las boletas se cancelan y los consejos distritales las declaran inválidas en las casillas respectivas y se otorgan nuevos folios. (Rolando Ramos)