El candidato del Morena, Andrés Manuel López Obrador, dijo en una de sus intervenciones durante el segundo debate presidencial en Tijuana,  que en caso de llegar a la Presidencia propondrá a Alicia Bárcena, actual secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, como embajadora de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

A la pregunta sobre cuáles son las propuestas de su plan de acción para defender los derechos primordiales de los migrantes en donde haya mexicanos, López Obrador dijo que buscaría que los consulados en Estados Unidos fueran procuradurías o defensorías de los migrantes y anunció que de llegar a la Presidencia propondrá a Alicia Bárcena como embajadora de México ante la ONU.

Alicia Bárcena es, desde el 2008, directora ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), una de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas cuyo objetivo es contribuir al desarrollo económico de la región. 

Bárcena fungió también como secretaria general adjunta de Gestión en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York y fue jefa de Gabinete del  entonces Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan.

Durante una entrevista con El Economista, en febrero pasado, Bárcena recomendó a los candidatos, respecto a las llamadas reformas estructurales impulsadas por la actual administración, que den continuidad y permitan que sigan arrojando resultados, lo que contrasta con las propuestas de López Obrador acerca de echar para atrás reformas como la educativa y la energética.

“Las 11 reformas que echó a andar esta administración son todas de enorme importancia y requieren más tiempo para arrojar mayores resultados (...) pueden ser mejorables y seguramente los candidatos las revisarán para garantizar que estén marchando en el rumbo correcto”, dijo Bárcena en aquel momento.

Además de contar con una licenciatura en Biología y una maestría en Administración Pública en la Universidad de Harvard, ha sido profesora e investigadora de la UNAM y en el 2014,  le fue otorgado un Doctorado Honoris Causa en la Universidad de Oslo, Noruega.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx