A nivel nacional, poco menos de la mitad de la población dijo estar satisfecha con los servicios públicos básicos y bajo demanda durante 2019 con un registro de 47.2%, reveló la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

No obstante, el registro del 2019 significa un incremento respecto del 2017, cuando el promedio de satisfacción fue de 45.5 por ciento.

La encuesta que mide el nivel de satisfacción de la población sobre servicios como el agua potable, drenaje y alcantarillado, alumbrado público, parques y jardines, recolección de basura, policía, calles y avenidas, carreteras y caminos sin cuota, también señala que en el 2019, 79.3% de la población de 18 años y más refirió estar satisfecha en términos generales con los trámites, pagos o solicitudes de servicios realizados personalmente.

Pese a que el nivel de satisfacción general sobre dichos servicios aumentó ligeramente en 1.7% durante 2019, para el caso de los servicios públicos básicos, las calles y avenidas, policía y alumbrado público, hubo un menor nivel de satisfacción a nivel nacional, con 25.1%, 26.2% y 38.2%, respectivamente.

En cuanto a los servicios públicos bajo demanda, 79.8% de la población manifestó, por ejemplo, estar satisfecha con el servicio de educación pública universitaria.

Por otra parte, a nivel estatal, en los servicios de salud, la satisfacción general fue de 47.2% y, respecto del transporte público masivo automotor, 32.7 % dijo estar satisfecho.

Sobre las experiencias relacionadas con la realización de trámites, pagos y solicitudes de servicios públicos, además de otros contactos con servidores públicos llevados a cabo personalmente, los peor evaluados fueron aquellos relacionados con permisos de uso de suelo, demolición o construcción, solicitudes de constancias de libertad de gravamen u otros trámites en el Registro Público de la Propiedad, con 44.1 % de satisfacción; y los trámites ante el Ministerio Público con 34.9 por ciento.

En tanto, 48.1% de las personas encuestadas dijo haber presentado algún tipo de problema para realizar trámites, pagos y solicitudes de servicios públicos. De estos problemas, el más frecuente fue el de “barreras” al trámite con 85.1%, es decir, tuvieron problemas como largas filas para pagar, los pasaban de una ventanilla a otra, o se tuvo que ir a un lugar muy lejano.

A nivel nacional, en 56.6% de los pagos, trámites y solicitudes de servicios públicos, los usuarios acudieron a instalaciones de gobierno para realizarlos, mientras que 17.7% acudió a un cajero automático o kiosco inteligente.

La encuesta, indicó el Inegi, “ofrece información referente a la satisfacción con servicios públicos básicos y bajo demanda, así como las experiencias en la realización de pagos, trámites, solicitudes de servicios públicos y otro tipo de contactos con autoridades que tuvo la población de 18 años y más, que reside en áreas urbanas de 100,000 habitantes y más”.

[email protected]