La suficiencia de recursos para el funcionamiento de las alertas de violencia de género contra las mujeres, la protección a mujeres indígenas, así como la atención a la salud sexual y reproductiva fueron algunos de los temas que no se priorizaron en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021.

Durante la discusión del PEF 2021, diputadas de distintas bancadas resaltaron la importancia de dotar de presupuesto suficiente a los programas para atender a niñas y mujeres, y no solamente aquellos que son prioritarios por el gobierno federal.

Entrevistada por El Economista, la diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, opinó que el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó nuevamente a través del proyecto de presupuesto enviado a San Lázaro, su falta de interés para atender la desigualdad y la violencia contra las mujeres.

Además, la legisladora habló de una “cerrazón” por parte de Morena y sus aliados en la discusión de las más de mil reservas presentadas por las y los congresistas y calificó que fueron “complacientes” con el representante del Ejecutivo federal.

Entre ellas, destaca, la solicitud de diputadas federales de diferentes bancadas para la no aplicación de austeridad en los recursos del próximo año que se destinarán a la Comisión Nacional de Búsqueda, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, entre otras instituciones.

“Es un presupuesto que a pesar de tener un aumento significativo durante esta administración, tanto en el año pasado como para el próximo, se puede identificar que los recursos que han aumentado son de los programas insignia del gobierno, de manera particular para la Pensión de Adultos Mayores y Sembrando Vida; sin embargo, vemos reducciones importantes y la eliminación de otros”.

De manera particular, la diputada de Movimiento Ciudadano destacó disminuciones para la Secretaría de Gobernación y para la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres, que atienden las alertas de género.

marisol.velazquez@eleconomista.mx