De gira por Chihuahua, el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el gobernador de ese estado, el panista Javier Corral, ha sido un fracaso en su gobierno, porque se la ha pasado echándole la culpa al ex gobernador priísta César Duarte.

En un mitin en Hidalgo del Parral, Chihuahua, López Obrador, aseveró que la actitud de Javier Corral ha sido de “puro protagonismo”, porque además de hacer marchas y resistencias civiles, “ahora anda de alcahuete, de matraquero” del candidato presidencial, Ricardo Anaya.

Luego, López Obrador aseveró que Javier Corral, “está resultando igual que (César) Duarte, no hay diferencia”.  

“Está resultado igual que Duarte; no hay diferencia. ¿Qué ha hecho Corral? Pintar todas las casetas de azul, eso es todo lo que ha hecho; la verdad es un fracaso, no representa ningún cambio. Está bien que le eche la culpa a Duarte, pero no se la va a pasar toda la vida echándole la culpa a Duarte, y no va a hacer nada por Chihuahua”, aseveró.  

Por ello, el aspirante presidencia exigió a Corral que no retenga más el pago de salario a los maestros; “que no sea irresponsable, que no viole la Constitución; no se le puede retener el salario de nadie”, dijo.

Afirmó que el gobierno del panista “es un fracaso, no representa ningún cambio”, y aseveró que lo único que ha hecho en su gestión es mandar a pintar las casetas de las carreteras de color azul.

“Que no se la pase echándole la culpa a Duarte”, demandó el candidato presidencial de Morena, PT y PES. Argumentó que desde la llegada al gobierno de Javier Corral, en Chihuahua aumentó la violencia, porque no se apoya a los jóvenes y se abandonó el campo.

jmonroy@eleconomista.com.mx