La organización internacional World Justice Project presentó el estudio: Índice de Estado de Derecho en México 2018, el cual arroja que en promedio el país obtuvo una calificación de 0.39 en una escala en la que 1 significa un óptimo Estado de Derecho y 0 la ausencia del mismo.

La entidad mejor calificada fue Yucatán con un puntaje de 0.45 en la misma escala. Al estado caribeño le siguió Aguascalientes y Zacatecas con el mismo puntaje, de 0.44.

En la presentación de los resultados, realizada en el Museo de la Memoria y Tolerancia este martes, expertos como Ana Laura Magaloni, investigadora en materia jurídica por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), señaló que uno de los factores que hay que atacar en primera instancia es la violencia que se registra en el país.

“Si queremos hablar en México de dónde empezar (para fortalecer el Estado de Derecho), sin duda es en cómo frenar la violencia, no es el delito, es cómo frenar la violencia y si podemos entender algo de cómo se desató esta violencia, creo que nos ayudaría a encontrar alguna de las claves para avanzar”, refirió.

De acuerdo con el informe de la ONG, en el rubro de orden y seguridad, México —como nación— tiene una calificación de 0.40. A nivel estatal, es Yucatán el mejor calificado con un puntaje de 0.77, mientras que en segundo y tercer lugares se ubicaron Coahuila y Durango con 0.61 y 0.59 puntos, respectivamente.

Por su parte, Mariclaire Acosta Urquidi, presidenta del Sistema Nacional Anticorrupción, enfatizó que la falta de gobernabilidad en México proviene también de las redes de corrupción que han penetrado al Estado mexicano.

“También impiden que se desarrollen esas capacidades, que se hagan estas investigaciones (criminales) (...) hay una clave y creo que está en la llamada justicia transicional que es, y quiero dejar a un lado el tema de las transiciones y si hay una transición o no que creo no viene al caso, pero que son una serie de mecanismos basados en los pilares de la verdad, justicia, las reparaciones y las garantías de no repetición”, explicó la especialista.

En este sentido, el estudio presentado señala que el país tiene un promedio de 0.36 en materia de efectividad de la justicia civil y 0.38 en justicia penal, en tanto que las mejores entidades calificadas son Baja California (0.46) en justicia civil y Querétaro (0.46) en justicia penal.

A su vez Layda Negrete, investigadora senior del World Justice Project, expuso que mejorar la investigación criminal es el paso fundamental para fortalecer el Estado de Derecho.

“No tenemos mejor investigación y, por lo tanto, tenemos altos niveles de impunidad, entonces toda la carne al asador, yo diría, a ese lugar donde queremos tener no solamente menores índices de violencia que pasa por construir una mejor policía, pero también cuando suceden los delitos que haya investigación eficaz”, señaló.

En otros indicadores, como límites al poder gubernamental, que mide los contrapesos institucionales que hay, el promedio del país fue de 0.41, en tanto que los mejores estados calificados fueron Nuevo León, Campeche y Aguascalientes con 0.48, 0.47 y 0.46, cada uno.

El estudio se construyó a través de 25,600 encuestas a mexicanos y 1,500 más a juristas.

La calificación otorgada a las entidades y el promedio al país están compuestas a su vez de ocho indicadores: límites al poder gubernamental; ausencia de corrupción; gobierno abierto; derechos fundamentales; orden y seguridad; cumplimiento regulatorio; justicia civil, y justicia penal.