Si bien el tiempo dirá si el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro fue atinado o no al haberse anticipado al gobierno federal al tomar medidas de contención del Covid–19, la actuación del mandatario estatal hasta ahora en la contingencia lo han colocado como un político con reflejos, consideró Enrique Toussaint.

En entrevista, el analista político jalisciense relató que los primeros 16 meses de la administración del mandatario fueron de inestabilidad, lo cual incidió en su popularidad reflejada en las encuestas.

Alfaro tuvo que enfrentar las consecuencias de algunas decisiones complicadas como el incremento a las tarifas del transporte público (que estaban congeladas desde hace varios años); la sustitución del Instituto de las Mujeres por la Secretaría de la Igualdad; acciones para contener el incremento de la inseguridad pública en el estado, además de que mantiene conflictos con la prensa.

Toussaint recordó que una parte importante del crecimiento de la carrera política de Enrique Alfaro se debió a su buena comunicación, principalmente el saber utilizar bien las redes sociales.

Sin embargo, durante los primeros meses de gobierno había acusado cierto desgaste, perdiendo frescura y reflejos, pero con esta crisis se ha mostrado nuevamente como un político con capacidad de reacción y liderazgo ante situaciones difíciles.

El analista explicó que, mientras el gobierno federal estaba anclado en la denominada fase uno del plan de contingencia ante la pandemia, Alfaro decidió acelerar e ir a la fase dos.

Para ello, convocó a un grupo de especialistas de la Universidad de Guadalajara para instalar una "Sala de Situación", donde se discuten cuáles son las medidas y la ruta a tomar para enfrentar la emergencia.

En su opinión, las medidas de distanciamiento social han sido bien recibidas, lo cual reforzó el liderazgo del gobernador luego de varios meses de "algunos raspones en la opinión pública".

Desde la perspectiva de Toussaint los jaliscienses vieron a un gobernador más movido, mucho más propositivo, incluso audaz en algunas decisiones frente a un gobierno federal que decidió esperar. "Lo que ha ocurrido es que Jalisco ha ido un pasito adelante".

Destacó que le dio mucho margen de maniobra el hecho que el gobierno estuviera mucho más contenido ante la emergencia.

En su opinión, es claro que Alfaro busca una proyección nacional, pero más allá de eso, dio la imagen de un gobernador metido en la crisis y en la primera línea de las decisiones.

Llamó la atención en que a la sociedad jalisciense le gusta la mano dura y en este caso la sociedad aprecia la actitud del gobernador en un momento difícil, pero habrá que esperar a tener insumos para un análisis cuantitativo, además de que si esto se prolonga habrá que ver cómo lo toman los ciudadanos y cómo influye en la opinión que tengan de su gobernador.

Aclaró que, si bien hay que tomar en cuenta que los políticos siempre tienen cálculos políticos en la cabeza, eso no quiere decir que los ciudadanos no puedan evaluar si las decisiones que toman son las correctas o no.

Partidos se culpan entre ellos de acciones e inacciones

De acuerdo con Toussaint en Jalisco el análisis sobre el desempeño del gobierno local está muy politizado. Morena acusa al gobernador de estar lucrando políticamente con la emergencia, mientras que la gente de Movimiento Ciudadano (Alfaro fue postulado por ese partido al gobierno del estado) acusa a los de Morena de no tomar las decisiones necesarias porque están atados a lo que dice y hace el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El analista comentó que de las situaciones más delicadas a las que se ha enfrentado el gobernador y su equipo es la búsqueda de alrededor de 400 personas, la mayoría de Jalisco, que viajaron a Vail, Estados Unidos en un momento en donde la epidemia avanzaba en ese país y tuvieron contacto con personas de Italia y España contagiadas.

Lo grave de la situación es que ya de regreso a México se fueron de vacaciones a la playa y otros destinos de Jalisco, donde propagaron la enfermedad.

Dijo que de las acciones implementadas en Jalisco se pueden tomar como un referente para el resto del país es la determinación de aplicar las llamadas pruebas rápidas, en un momento en donde una de las exigencias a escala nacional es precisamente que se hagan más test de este tipo con el fin de saber más sobre la situación a la que como país nos enfrentamos.

[email protected]