La Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó por dos años y medio e impuso una multa de un millón 51,500 pesos a las empresas farmacéuticas Lomedic y a Laboratorios Solfrán, empresas del exdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños.

La dependencia a cargo de Irma Eréndira Sandoval, determinó sancionar a las empresas por incumplir con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios. La SFP argumentó que ambas manifestaron que no contaban con ningún integrante que fuera servidor público, cuando el exdelegado de Jalisco se desempeñaba como diputado federal.

La SFP resaltó que la resolución es resultado de investigaciones minuciosas en las que se identificó que las empresas de Lomelí Bolaños dieron información falsa para participar en licitaciones.

Carlos Lomelí, superdelegado de los programas para el desarrollo social en Jalisco, renunció a ese cargo el pasado 12 de julio tras señalamientos por supuesto conflicto de interés en licitaciones gubernamentales de medicamentos.