Carlos Lomelí Bolaños, superdelegado de los programas para el desarrollo social en Jalisco, renunció a ese cargo la tarde de este viernes, para esclarecer versiones que lo asocian a conflictos de interés con empresas farmacéuticas que han logrado contratos del gobierno federal.

La renuncia la conoció el presidente Andrés Manuel López Obrador desde el pasado miércoles 10 de julio y se confirmó en voz del propio Lomelí Bolaños en declaraciones a una televisora: 

“El presidente (López Obrador) es mi amigo y sabe que yo estaré ayudando desde cualquier lugar donde decida participar, pero por el momento es conveniente para el gobierno y para mi persona que haya ese espacio y la libertad para que se realicen las investigaciones correspondientes de la Función Pública y acabe el golpeteo y violencia al gobierno federal y político que he estado recibiendo”, aseguró Lomelí Bolaños al canal ADN 40.

Lomelí Bolaños, de 59 años de edad y excandidato a gobernador de Jalisco por Morena, también negó que él o miembros de su familia se encuentren relacionados en empresas que participen en licitaciones del gobierno. En la elección de 2018, Lomelí acabó segundo en la carrera para gobernador, con 24.38% de los votos totales.

Investigaciones de organizaciones civiles asocian a Carlos Lomelí Bolaños con el manejo de cuenta bancarias de la farmacéutica Abisalud, a la que el gobierno federal le ha otorgado contratos para el surtido de medicamentos por 164 millones de pesos.

Una investigación de Mexicanos contra la Corrupción reveló en mayo que empresas relacionadas con familiares y colaboradores de Lomelí Bolaños hacen parte de compañías que ha licitado contratos de medicamentos con el gobierno federal.

El 20 de junio, el presidente López Obrador fue cuestionado sobre el caso Lomelí Bolaños y en respuesta aclaró que el entonces superdelegado no podría participar como licitante mientras estuviese en ese cargo.

Mexicanos contra la Corrupción exhiben el caso Abisalud

De acuerdo con la investigación de Mexicanos contra la Corrupción, habría habido un desfalco en la venta de medicamentos con sobreprecio de la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud) al Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal),  evento en el que Carlos Lomelí Bolaños contó con autorización bancaria para retirar fondos de la cuenta Abisalud.

De esta manera, Carlos Lomelí ha tenido acceso al manejo de una de las cuentas bancarias de la farmacéutica, empresa a la que el gobierno federal ha otorgado contratos por más de 164 millones de pesos. 

La información de las cuentas aperturadas en Banco Monex y Banorte forma parte de la documentación que la Fiscalía del Etado de Jalisco integró a la Carpeta 146/2019, de la que se desprendió toda la investigación que terminó por vincular a proceso a directivos del Ipejal y a representantes de Abisalud, por delitos de fraude y uso indebido de atribuciones y facultades en la adquisición de medicamentos a sobreprecio.

Con la renuncia de Lomelí suman 15 bajas en gobierno de AMLO

Con la renuncia este viernes del superdelegado Carlos Lomelí, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador suma al menos 15 bajas de funcionarios de nivel medio y alto en sus primeros siete meses. 

El más reciente ocurrió en la mañana del martes, cuando el ahora exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, hizo pública su dimisión a esa dependencia, al señalar que hay discrepancias en materia económica y denunciar “imposición de funcionarios” sin conocimiento. 

Al referirse a las renuncias, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha expresado respeto a las decisiones de los funcionarios y reiterado que el plan de austeridad de la llamada Cuarta Transformación seguirá adelante.