A pesar de que la reforma educativa planteó de manera inicial como su principal objetivo a los niños y su aprendizaje, a los maestros, que son los agentes de cambio de la transformación educativa, se les ha quedado a deber.

En entrevista, Juan Alfonso Mejía, director general de Mexicanos Primero, explicó que si bien se formuló el fortalecimiento del rol de los docentes a través de la formación inicial y continua, éstas aún no han representado avances.

Le hemos invertido a la formación continua. En el 2014 la formación continua era de 239 pesos por maestro y en el 2016 era de 1,500 por maestro. Esto es una parte muy importante; sin embargo, hay que revisar que este tipo de inversión realmente se esté llevando con asertividad en programas y con la calidad que los maestros necesitan , expresó.

Añadió: Cuando hicimos una revisión al respecto, lo que encontramos es que no está certificada la gran mayoría de los cursos que se les están dando a los maestros, entonces estás invirtiendo más, pero no por eso están certificados .

Para el académico de El Colegio de México, Manuel Gil Antón, la reforma educativa tiene una falla estructural con tres simplificaciones graves : acusar al magisterio de ser el responsable de los problemas educativos, dejar en la Evaluación Docente la mejora, y la presunción de un Nuevo Modelo Educativo cuando la mayoría de sus aspectos ya existía en el Sistema Educativo desde hace décadas.

Apenas en marzo pasado, el titular de la SEP, Aurelio Nuño, presentó el Nuevo Modelo Educativo. En esa ocasión destacó como uno de los tres ejes rectores la formación profesional docente, esto con la finalidad de que la carrera magisterial se sustente en el mérito y el esfuerzo.

Para lograrlo, dijo el funcionario, se plantea el Servicio Profesional Docente como un sistema de Desarrollo Profesional, basado en el mérito, anclado en la formación inicial y continua fortalecidas, con procesos de evaluación que permiten fortalecer una formación continua pertinente y de calidad.

Sobre los certificados al cuerpo docente, Mexicanos Primero ha registrado que de 1,498 programas que se estaban impartiendo en distintas instituciones como parte del proceso de la transformación educativa, sólo habían sido evaluados 314, y de éstos, 113 fueron certificados como de buena calidad.

Manuel Gil Antón refirió que una reforma educativa en serio se realiza a en un periodo de varios años, como lo está haciendo Finlandia, que prevé modificar su sistema educativo en 20 años, es decir, poco a poco .

Nuestro país va a decir que cambió todo el modelo el 1 de agosto cuando empiecen las clases del próximo año. No es una reforma pedagógica, es una reforma demagógica , criticó.

En este sentido indicó que se debe tener en las Normales las mejores instituciones del país, ya que es aquí donde se enseña a desarrollar el talento de México.

Es en las Normales el corazón de una reforma en el sentido que genere un nuevo tipo de magisterio que contribuya a la generación de espacio de aprendizaje de mejor manera, si no estamos previendo una nueva generación de profesores de alto nivel (no se avanzará) , alertó.

Las Normales, abundó, debieron haber empezado a ser reformadas en el 2015 de acuerdo al mandato legal.

Estamos en el 2017 y todavía no conocemos en qué consiste la reforma a la formación inicial en las Normales; esto es una gran deuda con aquellos que tienen la vocación y si los queremos hacer agentes transformadores e impulsores del derecho a aprender, les tienes que dar una formación inicial de primer nivel, indicó el experto.

Negociación salarial

En este escenario, este fin de semana la SEP y el SNTE anunciaron como parte de las demandas del Pliego Nacional 2017 un aumento al salario para personal docente de educación básica de 3.08% y en las prestaciones por el orden del 1.98% y de 0.42% en materia de fortalecimiento.

Para personal docente, no docente y de apoyo y asistencia a la Educación Superior y Media Superior, un aumento de 3.08% en sueldo y de 1.98% en prestaciones; para personal de apoyo y asistencia a la educación del 3.08% en sueldo, 0.27% en fortalecimiento y 1.98% en prestaciones.

El académico de El Colegio de México enfatizó que las reformas educativas deben atender una política de Estado y no una política de un sexenio .

Esa política tuvo que haber tomado como principal actor de la transformación a los profesores, en vez de eso los consideraron mudos, sin palabra en los dos sentidos: sin capacidad de hablar y sin capacidad de cumplir , concluyó.