Ante el saboteo por parte de la asamblea popular de Guerrero a las actividades electorales en ese estado para impedir los comicios del próximo 7 de junio, el Instituto Nacional Electoral aprobó la aplicación de medidas extraordinarias para garantizar que habrá elecciones en la entidad.

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, precisó que sólo hay dos municipios, Acapulco y Chilpancingo, donde hay riesgos para el proceso electoral, y por eso se toman las medidas preventivas. Precisó que se tiene que blindar a los funcionarios electorales estatales, porque son ellos quienes operan la elección.

Los órganos del Estado estamos obligados más incluso que los partidos políticos a crear condiciones mínimas para que la elección en Guerrero puedan llevarse a cabo , afirmó.

El acuerdo establece 14 medidas, como la modificación de los calendarios y de las fases de la estrategia de capacitación y asistencia electoral, así como la exención de la etapa de examen de conocimientos, habilidades y actitudes para la selección de supervisores electorales y capacitadores asistentes electorales, en los distritos que así lo ameriten.

Las juntas y consejos distritales podrán realizar la primera y segunda insaculación en fecha diferente a la establecida; el Consejo local o distrital correspondiente podrán acordar flexibilizar el orden de visita y la visita a ciudadanos sorteados, siendo el objetivo contar con 18 ciudadanos aptos para integrar cada mesa directiva de casilla única.

Las medidas aprobadas establecen que las fases de visita, notificación, entrega de nombramientos y capacitación electoral de la primera y segunda etapas se realizarán, cuando las circunstancias lo ameriten, a consideración del Consejo distrital correspondiente.

En la etapa de capacitación a funcionarios de casilla, se podrá aprobar la realización de los simulacros en los domicilios de los funcionarios designados y por ningún motivo podrán llevarse a cabo en espacios abiertos.

Con la finalidad de que las labores de integración de mesas directivas de casilla y capacitación electoral se realicen con discreción y cautela, no se podrán llevar a cabo tareas de brigadas.

Nacidos en enero cuyo apellido comience con V serán funcionarios.

Los ciudadanos cuyo apellido comience con la letra V y nacidos en el mes de enero serán llamados a capacitarse para ser funcionarios de casilla en los comicios del próximo 7 de junio.

Serán insaculados, en una primera estimación, 10 millones 451,983 ciudadanos, de los cuales se seleccionará a 1 millón 251,668 funcionarios de casilla aproximadamente, de los cuales 152,512 serán presidentes, 244,554 secretarios, 397,660 escrutadores y 460,526 suplentes. Las tareas de notificación y capacitación serán realizadas por 38,793 supervisores y capacitadores asistentes electorales en todo el país.

jmonroy@eleconomista.com.mx