El problema de un déficit de neumólogos en México no es algo que haya aparecido con la pandemia de coronavirus ya que, desde hace décadas, asociaciones han exigido la creación de la infraestructura suficiente para formar a más especialistas y generar lugares de trabajo adecuados, expresó el presidente de la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía de Tórax, el doctor Adrián Rendón Pérez.

El también académico de la Facultad de Medicina y Hospital Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León detalló que la asociación cuenta con 449 especialistas entre sus miembros, aunque, dijo, se calcula que existen solamente 1,000 neumólogos en todo el país.

Destacó que dicha cifra está muy por debajo de lo requerido, ya que de acuerdo con estándares de otros países se requiere de un neumólogo por cada 50,000 habitantes.

“En números redondeados, México requeriría alrededor de 2,500 neumólogos” de acuerdo al estándar, expresó Rendón Pérez, no obstante, consideró que con los problemas de salud que tiene México seguramente se requieren muchos más especialistas.

Subrayó que los neumólogos están concentrados en las grandes ciudades como el Valle de México, Monterrey, Guadalajara, Veracruz y Puebla.

“En Nuevo León somos entre 40 y 50 neumólogos, en Puebla y Tamaulipas, en conjunto hay 15 neumólogos, por lo que el déficit es realmente muy grande”, expuso el también especialista en Medicina Interna con subespecialidad en Neumología Intensivista.

Indicó que hay estados en donde se tienen registros de uno sólo de estos especialistas, como Colima, Tlaxcala y Zacatecas; mientras que en Baja California Sur, el Consejo no tiene registro de ningún experto. Antes, en Quintana Roo, tampoco existía un registro de ello.

En México existen sólo siete centros formadores de neumólogos: cuatro en la CDMX, dos en Monterrey y uno en Guadalajara, lo que refleja que también existe un déficit de centros formadores.

En esos centros, estimó el especialista, hay unos 150 médicos en formación, de los cuales cada año salen aproximadamente 40.

“Nos faltan neumólogos y lugares donde puedan ejercer su profesión en su máxima expresión y nivel, si esta llamada de atención por el coronavirus no sirve para que se arregle el problema de la deficiencia que tenemos, no sabes qué más lo pueda impulsar”, lamentó.

Las secuelas

El doctor Rendón Pérez enfatizó que entre las graves secuelas que puede dejar el coronavirus está el daño a los pulmones, lo que genera falta de oxígeno durante las actividades; en algunos casos, incluso, se da cuando el paciente está en reposo.

Alertó que la rehabilitación pulmonar sólo puede ser aplicada por expertos, ya que requieren una valoración funcional específica de cada enfermo, que se debe hacer en un laboratorio de fisiología pulmonar, para detectar la severidad de los daños y con ello identificar cuál sería la mejor intervención para rehabilitar.

“La gente debe entender que existen opciones para ayudarlos y que la rehabilitación pulmonar es un tema altamente especializado que tienen que hacer los neumólogos”.

Añadió que probablemente a raíz del Covid-19, las infecciones respiratorias serán la principal causa de muerte entre las enfermedades respiratorias.

maritza.perez@eleconomista.mx