Los logros de las reformas estructurales del gobierno de Enrique Peña son reconocidos, pero con la estrategia de seguridad “se ha equivocado una y otra vez”, y ahora la sociedad enfrenta una crisis de violencia y delincuencia, reprochó el presidente de la Confederación patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

El líder del sindicato patronal externó su preocupación por que cada día existen empresas con la intensión de cerrar cortinas por la creciente inseguridad, el problema no está focalizado en una región, ocurre a nivel nacional y en todo tipo, así como tamaño de negocios.

“Bajo ninguna manera podemos prestar oídos sordos y ojos ciegos ante una realidad que nos preocupa. El buen gobierno se construye ratificando las políticas exitosas de su instrumentación y también reconociendo los errores cuando se cometen. Y en materia de seguridad, esta administración se ha equivocado una y otra vez”.  

Frente a la inquietud de la creciente inseguridad, el Presidente Peña respondió que no hay que “autoflagelarse” porque ha habido crecimiento, inversiones y empleo.

Gustavo de Hoyos reviró que el flagelo lo tiene el país por la impunidad. No se trata de dar golpes a cabecillas de bandas delictivas, sino de una visión integral de estado y visión de futuro, para atacar de frente a la inseguridad.

En entrevista, el presidente de Coparmex aseguró que la delincuencia ha encarecido la protección para la seguridad de los directivos y el personal. “Hay un mayor gasto en custodia, en conjunto incrementa el gasto para la empresa y el costo de competitividad”.