Luego de que el Consejo de Salubridad General declarara emergencia nacional por el coronavirus y dictara medidas de aislamiento social obligatorio, quedaron en suspenso los procesos electorales de Coahuila e Hidalgo.

Para las dos entidades se contempla que el 7 de junio se realice la jornada electoral. En el caso de Coahuila serían comicios para la renovación del Congreso local, mientras que Hidalgo elegiría 64 ayuntamientos. Se espera que este miércoles el Consejo General del INE apruebe un acuerdo con el que se puedan modificar los plazos de algunas etapas del proceso.

De acuerdo con el artículo 32 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, el INE puede “atraer a su conocimiento cualquier asunto de la competencia de los Organismos Públicos Locales, cuando su trascendencia así lo amerite o para sentar un criterio de interpretación”, lo que abre la posibilidad de que sea el INE quien modifique las fechas y no los congresos locales.

Cabe recordar que en el 2017, de cara al proceso electoral del 2018, el Consejo General del INE aprobó un acuerdo en el que se ejerció la facultad de atracción y con ello modificó la etapa de precampaña con el propósito de que los calendarios de los órganos locales coincidieran.

Los lineamientos de seguridad sanitaria del Consejo de Salubridad publicados en el Diario Oficial de la Federación recomiendan que los habitantes del país permanezcan en sus casas para contener la enfermedad causada por el Covid-19, el cual estará vigente hasta el próximo 30 de abril.

Luego de anunciar los lineamientos, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, al ser cuestionado sobre el cambio de fechas en el proceso electoral declaró que “todavía no hay una decisión al respecto”.

Por su parte, la consejera presidenta del Instituto Electoral de Coahuila, Gabriela de León Farías, informó que se deberá esperar para analizar el acuerdo emitido por el Consejo de Salubridad, así como a la resolución del Instituto Nacional Electoral para modificar el calendario del proceso local.

“Es prudente esperar para analizar cuáles son los alcances de las determinaciones que toma el Consejo de Salubridad Nacional; por lo pronto tendremos que esperar a que el Consejo General del Instituto Nacional Electoral determine lo conducente con relación a la modificación del calendario electoral para el proceso del 2020 en Coahuila”, expuso la consejera.

Entrevistado por El Economista, el exconsejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE) del 2008 al 2013, Leonardo Valdés, recordó que durante la epidemia de influenza H1N1 en el 2009, también se tomaron medidas extraordinarias, como suspender los actos de campaña para evitar los grupos numerosos de personas y que los partidos otorgaran su tiempo en radio y televisión para transmitir mensajes sobre la contingencia.

“El caso de Coahuila es complicado, porque no hay ninguna previsión de la Constitución para prolongar el mandato de los congresos, de tal caso que hay un reto para los constitucionalistas de la entidad, para encontrar una salida si no es posible realizar las elecciones este año. Deberá encontrarse una posibilidad de que no desaparezca el Poder Legislativo del estado”.

[email protected]