Pasado el cierre de la casilla y al grito de “queremos más boletas”, decenas de ciudadanos de diferentes estados, y que no logran obtener alguna de las 1,000 papeletas disponibles en la casilla especial ubicada en la alcaldía Benito Juárez, mantenían, cerca de las 8:00 pm, su exigencia para ejercer el derecho al voto.

Ante los gritos y portazo realizados contra la fachada del lugar donde fue colocada la casilla especial de la sección 4393 de la sección electoral 17 de Benito Juárez, elementos policiacos de la Ciudad de México se vieron en la necesidad de intervenir y resguardar el lugar, al tiempo que llamaban al diálogo con la ciudadanía visiblemente molesta.

Y es que, a lo largo de este domingo, la casilla especial instalada en Avenida Coyoacán casi esquina con Félix Cuevas se caracterizó por una alta afluencia de personas provenientes de todas las entidades del país, ello, pese a que en el lugar sólo se permitió el sufragio de Personas de los estados de Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Ciudad de México, Morelos.

Debido a esta regla, los ciudadanos provenientes de otras estados no eran recibidos, provocando una gran molestia, pues acusaron una gran falta de información sobre el manejo de las casillas espaciales, al tiempo que ningún funcionario de casilla lograban dar indicaciones claras sobre las alternativas para poder votar en esta jornada electoral.

El enojo no sólo se notó en aquellas personas que no lograron votar, pues quienes si lo podían hacer, debieron esperar hasta seis horas para ingresar a la casilla perteneciente a la cuarta circunscripción del país.

Ante el caos en la entrada del inmueble y la cantidad de gente que exige votar, las medidas de sana distancia impuestas por la pandemia fueron prácticamente inexistentes.