La Fiscalía de Chihuahua informó sobre la detención de Fernando Ramírez Domínguez o José Ramírez Domínguez, alias el Pepillo o el Duende, de 39 años de edad, quien fue asegurado en Ciudad Juárez, Chihuahua, acusado del asesinato de cinco personas, y ubicado como uno de los presuntos sicarios y segundo al mando del Cártel de Sinaloa en Valle de Juárez.

Además de los homicidios, la fiscalía consideró que Ramírez Domínguez es presunto responsable del trasiego de droga en el Valle de Juárez hacia Estados Unidos y encargado de la célula de sicarios del Cártel de Sinaloa.

La Fiscalía de Chihuahua informó que el presunto sicario está relacionado con el asesinato de cinco personas en tres distintos actos durante este año. El arresto del Pepillo fue gracias a las grabaciones de una cámara de seguridad en las que se pueden apreciar los tatuajes que tiene.

Entre los cinco asesinatos, se le acusa del homicidio de Alejandro Gordillo Sáenz, asesinado el 9 de octubre pasado, en la colonia El Sauzal. También de un homicidio el 19 de julio pasado, en las calles Prolongación Valle del Sol y Ramón Rayón, donde se localizó el cadáver de Luis Felipe Proa Olvera.

Ramírez Domínguez fue arrestado el martes pasado después de que el Ministerio Público obtuvo las declaraciones y videos de cámaras de seguridad, que lo responsabilizan de cinco homicidios.

Atentan contra director de seguridad

El director de Seguridad Pública del municipio El Rosario, Sinaloa, Miguel España Rodríguez, resultó herido tras sufrir un atentado. Alrededor de las 9:30 de la mañana de este miércoles en el restaurante Los Arcos, M. España acudió a desayunar, cuando sujetos armados dispararon contra los comensales. Miguel España Rodríguez resultó lesionado en un brazo y fue trasladado a un hospital para recibir atención médica. Dos muertos, un agente de la policía municipal y un civil, murieron a causa de los disparos, mientras que un oficial fue herido.

SCJN rechaza amparo del Chapo

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) descartó un proyecto que proponía atraer el juicio del capo fugitivo Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, quien pretendía ampararse contra los delitos de posesión de armas de fuego y cartuchos, ambos de uso exclusivo del Ejército, Armada o de la Fuerza Aérea de México.

Por mayoría de votos, la sala resolvió desechar la solicitud de ejercicio de facultad de atracción 335/2015, que proponía atraer el caso a solicitud del Tribunal Colegiado en Materia Penal del Décimo Segundo Circuito. El proyecto fue presentado por el ministro José Ramón Cossío Díaz.

El tema de la solicitud era la posible inconstitucionalidad e inconvencionalidad de una jurisprudencia que valida la intromisión en el domicilio sin orden de cateo. En el caso, Guzmán Loera, al dictársele auto de formal prisión por los delitos de posesión de armas de fuego y cartuchos, ambos de uso exclusivo del Ejército, interpuso apelación y amparo. Este último al serle negado, motivó el recurso de revisión que se pretendía atraer. El quejoso impugnó, en lo fundamental, la inconstitucionalidad e inconvencionalidad de la jurisprudencia I./J. 21/2007, que valida la introducción en el domicilio sin orden judicial. Más aun cuando el Tribunal Unitario consideró la validez de las probanzas recabadas con motivo de la detención de los coinculpados, en términos de la citada jurisprudencia, pues afirmó que en el caso hubo flagrancia y, por tanto, fue legal la intromisión.