Ignacio Andrade Rentería el Cenizo, líder de los Caballeros Templarios, grupo delincuencial que opera principalmente en Michoacán y uno de los objetivos relevantes de la estrategia de seguridad en esa entidad, fue detenido ayer por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), después de un enfrentamiento en el poblado Primero de Septiembre del municipio de Parácuaro.

La Procuraduría General de la República (PGR) y la Sedena informaron que el líder delincuencial fue capturado junto con uno de sus escoltas identificado como Daniel Rubio el Cabezón.

En la refriega resultaron heridos Andrade Rentería y un elemento del Ejército mexicano, quienes fueron trasladados para su atención hospitalaria vía aérea, donde su condición se estableció como no grave.

El grupo del Ejército realizaba trabajos de inteligencia e investigación, por lo que patrullaba el poblado mencionado y aproximadamente a las 7:40 de la mañana de ayer se encontraron con un vehículo donde viajaban Andrade Rentería y Daniel Rubio, quienes abrieron fuego contra elementos del Ejército, mismos que respondieron la agresión dando como resultado su aprehensión y sometimiento.

Las autoridades federales manifestaron que el Cenizo cuenta con una orden de aprehensión en su contra y era un objetivo relevante de la Estrategia de Seguridad Michoacán, y al ser lesionado en el brazo izquierdo fue trasladado en un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana a un hospital para ser atendido, posteriormente sería puesto a disposición del Agente del Ministerio Público Federal.

De acuerdo con la PGR, Andrade Rentería asumió el liderazgo de los Caballeros Templarios, que es una escisión de lo que fuera la Familia Michoacana, tras la detención de Servando Gómez Martínez la Tuta, en febrero del año pasado, por elementos federales, dando paso a una reestructuración de esa organización criminal responsable de la violencia en Michoacán.

[email protected]