La violencia y la delincuencia afectan a los infantes que viven en las zonas urbanas. La exposición crónica a hechos de esta índole puede obstaculizar el desarrollo de los niños y se ha relacionado con un rendimiento académico deficiente y mayores tasas de deserción escolar, ansiedad, depresión, agresividad y falta de auto control.

De acuerdo con el Informe Global de la Unicef 2012: Niños en contextos urbanos ,la violencia y la delincuencia son problemas a los que se enfrentan los menores, algunos de ellos víctimas, mientras que otros participan o presencian agresiones, atracos, asesinatos y conflictos en sus comunidades.

Durante la presentación de este documento, en la Residencia Oficial de los Pinos, el presidente Felipe Calderón admitió que en México hay un problema de violencia derivado de la acción de los grupos criminales; no obstante, el sector infantil y los adolescentes han sido foco de un acuerdo para brindarles atención médica, psicológica y legal.

Por otra parte , detalló que de los 112 millones de mexicanos, 88 millones habitan en zonas urbanas y 40 millones, por lo menos, son niños y adolescentes.

El director ejecutivo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) Anthony Lake, dijo que el lanzamiento del informe se da en México, pues es una de las cinco ciudades más pobladas del mundo, mientras que el documento advierte que hay al menos cuatro problemas urbanos: la migración, crisis económica, violencia y riesgos de desastres.

Con base a datos de la Unicef, en el país existen jóvenes de entre 12 a 17 años que migran por diversas razones, como el deseo de reunirse con sus familias o la necesidad de ganarse la vida o de huir de la violencia y la explotación. En estas travesías los adolescentes corren peligro de explotación y pueden ser presa de los tratantes de personas con fines laborales o sexuales, o ser sometidos a abusos físicos y sexuales, lo que les genera profundos traumas.

Al exponer como problema urbano la crisis económica, el Informe, explicó que a nivel mundial había 30 millones de personas desempleadas a finales del 2010 y el número aumentó en el 2011. La peor parte la soportaron los trabajadores de 15 a 24 años de edad, población donde la tasa de desempleo pasó de 11.8% en el 2007 a 12.6% en el 2010.

Algunos estudios sobre periodos anteriores de contracción económica indica que una crisis como la que se ha vivido puede llevar a los jóvenes de esta generación a la apatía y la desilusión con repercusiones a largo plazo para su bienestar personal y colectivo , expuso la Unicef.

El presidente Felipe Calderón comentó que este año habrá una cantidad cercana a los 570,000 millones de pesos para el desarrollo integral de niños y adolescentes, de los cuales 70% se destinará a educación, deporte y cultura y el 30% a salud, asistencia social y protección contra el abuso, la violencia, la explotación y la discriminación.

Lake expuso que a nivel mundial, donde hay 1000 millones de personas en zonas urbanas, hay intentos para mejorar las condiciones de los niños en estas áreas, pero no son suficientes ante el aumento demográfico y la inequidad social.

klm