A cuatro meses del sismo de 7.1 grados que cimbró a la Ciudad de México, al menos 36% de los damnificados vive en albergues y campamentos, reveló el Censo Ciudadano que realizan afectados por el movimiento telúrico.

“Mucha de esta gente que está fuera de sus inmuebles, más de 36% están en albergues y campamentos. Sabemos que muchos de los albergues oficiales se han ido cerrando, la gente por lo general hemos pedido espacio con familiares o amigos, otros rentando inmuebles, pero la realidad es que muchas personas están viviendo en las calles”, dijo Olivia Domínguez Prieto, damnificada de Benito Juárez.

En conferencia de prensa en la que presentó el segundo corte informativo del Censo, dio a conocer que a la fecha se han registrado en el mismo 3,871 viviendas dañadas, ubicadas en las delegaciones Tláhuac, Xochimilco, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Tlalpan, Coyoacán, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Magdalena Contreras y Milpa Alta.

Detalló que es difícil precisar la cantidad exacta de damnificados que se encuentran aún en albergues oficiales y campamentos.

Domínguez refirió que de las 3,871 viviendas censadas, 53% son edificios mientras el resto corresponden a casas-habitación; 32.1% de los inmuebles colapsaron total o parcialmente y en 8.8% de los casos ya está programada la demolición.

Dijo que entre los daños que presentan, en 44% son hundimientos; 50% con inclinación notoria; 62.7% con daños estructurales; 73% con grietas; 36.8% de los inmuebles han afectado construcciones aledañas y sólo 47.9% cuenta con un dictamen de un director responsable de obra (DRO).

“En 73.1% de los inmuebles afectados hay adultos mayores; en 50% hay madres solteras; en 74% hay niños; en 36.4% hay personas con discapacidad”, explicó.

leopoldo.hernandez@eleconomista.mx