En México, hasta el día de ayer se reportaba la muerte de ocho personas a causa del coronavirus: tres en la Ciudad de México; una en Durango; dos en Jalisco y dos en San Luis Potosí, informó la Secretaría de Salud.

Asimismo, se elevaron a 36 los contagios clasificados como comunitarios.

Al dar a conocer el comunicado técnico diario sobre las cifras de contagio del Covid-19 en nuestro país, se reportaban 585 contagios y 2,156 casos sospechosos, mientras que 2,965 personas habían dado negativo a la prueba de coronavirus.

Se informó que desde la habilitación del número (800)0044-800 para atender posibles casos de contagios y solicitar información sobre el tema se ha recibido un total de 5,456 llamadas.

Durante una conferencia de prensa en Palacio Nacional, Ana Lucía de la Garza Barroso, directora de Investigación Operativa Epidemiológica, detalló que 86% de los casos mantiene aislamiento en su domicilio y sólo 6% está hospitalizado, pero estable.

Por otro lado, detalló que del total de las personas contagiadas 68% (398 casos) fue por importación, es decir, la transmisión del virus fue en el extranjero, mientras que 26% (151 personas) está asociado a un caso de importación.

Por la mañana, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, enfatizó que no se podrá evitar ingresar a una fase 3, en la que el contagio es por miles de personas. Sin embargo, confió en que la campaña de Sana Distancia evite una saturación extrema del sistema de salud, como se ha visto en otros países.

“No hay duda de que la fase 3 se va a dar. La fase 3 es la fase de máxima transmisión, es la fase de mayor cantidad de casos por día y es la fase donde el riesgo principal es que se sature el Sistema Nacional de Salud, a pesar de la preparación que tenemos y la expansión que hemos hecho con la reorganización de las unidades civiles y el apoyo de las Fuerzas Armadas a través de los planes DN-III y Plan Marina”.

Consideró que la gran diferencia es que con las medidas de la Jornada Nacional de Sana Distancia, si se instauran enérgicamente de manera disciplinada y la mayor cantidad de personas durante estas cuatro semanas no sale a la calle, en lugar de una curva epidémica inmensa que supere la capacidad de atención se tendrá una curva epidémica de menor tamaño que permita atender a las personas enfermas, sobre todo a las críticamente enfermas.

[email protected]