El Juzgado Séptimo de Distrito con sede en Morelia ordenó la formal prisión en contra de 30 de los 52 normalistas detenidos la semana pasada durante un operativo de fuerzas estatales y federales sobre la autopista Siglo 21, por el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en sus modalidades de fabricación ilegal y portación.

Los 30 normalistas varones fueron recluidos en el Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) Número 11 de Hermosillo, Sonora, informó Félix Pérez Lobato, integrante de la Sección 18 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Según el trabajador de la educación, la misma suerte podrían correr las 22 mujeres estudiantes que se encuentran detenidas por el mismo delito, y que están recluidas en la cárcel de Coatlán, Morelos.

En ambos casos, el Juzgado Séptimo de Distrito negó la libertad bajo fianza, porque consideró que hay elementos para proceder su contra.

Cabe destacar que el pasado lunes por la noche, más de 80 supuestos estudiantes de la Normal Indígena de Cherán y comuneros de la zona purépecha se enfrentaron con elementos de la policía estatal en la caseta de Zirahuén de la autopista Pátzcuaro-Lázaro Cárdenas. Los normalistas y comuneros utilizaron explosivos (petardos y bombas molotov), por lo que en un inicio fueron detenidas más de 80 personas, algunos de los cuales eran menores de edad y fueron liberados. Las protestas se efectuaron como parte de la oposición de la CNTE al proceso de evaluación magisterial.

Sobre estos hechos, el Congreso de Michoacán expresó que respalda la aplicación del Estado de Derecho ante las acciones al margen de la ley, perpetradas por los estudiantes de las normales.