El Poder Judicial de la Federación (PJF) informó que el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) quitó a jueces federales la labor administrativa que venían desempeñando, a fin de que se aboquen totalmente a la labor de ejecución, control y enjuiciamiento de imputados en delitos.

Cabe destacar que el nuevo sistema de justicia penal tenía previsto que dentro de los jueces de control y enjuiciamiento asignados a cada Centro de Justicia Penal Federal (CJPF), uno de ellos desempeñaría la función de “juez administrador” de manera rotativa y durante un año.

El pleno del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) aprobó que todas y todos los jueces que fungían como “jueces administradores” se incorporen nueva y exclusivamente a sus labores jurisdiccionales.

Por ello, ahora, los jueces federales se dedicarán exclusivamente a su tarea jurisdiccional, a impartir justicia, y las funciones administrativas las realizarán personas especializadas en esa labor.

Los juzgadores federales que hasta el momento se desempeñaban como jueces administradores”, en adelante reforzarán a los CJPF como jueces de ejecución, de control y enjuiciamiento.

“Uno de los ejes que ha sostenido el pleno del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y su presidente, ministro Arturo Zaldívar, ha sido el de más y mejores juzgadores”, dijo el PFJ en un comunicado.

“El objetivo del CJF, como se ha sostenido, es mejor justicia en beneficio de las personas. Que la justicia sea un derecho y no privilegio; para ello se requiere que todas aquellas personas formadas como juzgadores federales atiendan propiamente el corazón de su servicio público: la impartición de justicia”, mencionó.

El pasado 12 de febrero, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, dio a conocer una iniciativa de reforma al Poder Judicial que fue suscrita por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y la cual prometió ─en caso de ser aprobada por el Congreso─ combatir el nepotismo, la corrupción y acabar con la impunidad dentro del Poder Judicial, así como garantizar una justicia eficaz por parte de jueces y ministerios públicos.

En otras cosas, la iniciativa pretende consolidar un sistema de carrera judicial basado en igualdad de oportunidades y mérito, con el establecimiento de un marco normativo sistematizado, congruente para regular la carrera judicial. Planea la creación de un Registro Único de Servidores Públicos de la Carrera Judicial, así como la Posibilidad de impugnar los resultados de los concursos de oposición, así como el fortalecimiento de las facultades institucionales de combate a la corrupción al designar órganos jurisdiccionales especializados.

Asimismo, busca crear mecanismos de prevención y combate al nepotismo, relaciones familiares y corporativismo judicial. Se impulsa una Escuela Federal de formación judicial en el Poder Judicial de la Federación incluyendo a la Defensoría Pública Federal.

[email protected]

rrg