A unos días de la elección, ni las acusaciones en su contra de imponer como candidatos a diputaciones locales y alcaldías a repudiados expriistas que formaron parte de la administración del preso exgobernador Andrés Granier Melo, ni las denuncias penales en las que se le acusa de fraude y falsificación de documentos para hacerse de unos terrenos, han disminuído la alta intención de voto en las encuestas Adán Augusto López Hernández, postulado por la coalición Juntos Haremos Historia a la gubernatura de Tabasco.

Ni siquiera el hecho de que las acusaciones y demandas contra López Hernández fueron formuladas por miembros de Morena, partido que encabeza la coalición de la que es el abanderado, han hecho mella en su candidatura.

Y es que la más reciente encuesta de la firma Opinión Pública lo ubica en una posición que permite pensar en que tiene la victoria en la contienda por la gubernatura asegurada. En la encuesta publicada el 24 de junio, López Hernández reúne el 45.6% de las preferencias, 29.9% por arriba de su más cercana competidora, Georgina Trujillo Zentella, candidata del PRI, con apenas 15.7% de la intención del voto.

El semanario Proceso público el 14 de junio que personas que se identificaron como militantes tabasqueños del partido Morena, presentaron ante la Fiscalía Desconcentrada en Investigación de Cuauhtémoc de la Ciudad de México tres denuncias penales contra Adán Augusto López Hernández, por presunto fraude y falsificación de documentos en la adquisición de terrenos a través de su notaría, la número 27.

En rueda de prensa, los denunciantes dijeron que recurrieron a la denuncia penal contra el candidato, toda vez que en el mismo partido no les hicieron caso, pidiendo además la intervención de Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia.

El 20 de junio pasado, militantes de Morena anunciaron ante medios que no votarán por la consejera nacional de Morena, Diana Calzada Sánchez, acompañada de alrededor de 50 fundadores del partido de los 17 municipios del estado, anunció que no votarán por Adán Augusto López Hernández, pues consideran que ha impuesto para las candidaturas a cargos locales a personajes extraídos del PRI, que formaron parte de gobiernos como el encabezado por Andrés Granier Melo, al que se le sigue un proceso por corrupción, con lo que, dijeron, el candidato ha “traicionado la ética, principios y valores” del partido. No obstante, dejaron claro que seguirán apoyando la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador, su paisano.

Analistas políticos han coincidido en que el gran arrastre de la candidatura de Adán Augusto López Hernández en Tabasco se debe a López Obrador, entidad en la que el presidencial nació e inició su carrera política.