A tres días de que venza el plazo constitucional para aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio fiscal del 2020, la Cámara de Diputados está sitiada por manifestantes en demanda de incremento de recursos.

La realización de la sesión ordinaria del pleno cameral de este martes, convocada a las 11:00 horas, está en riesgo debido a que todos los accesos vehiculares y peatonales del complejo legislativo están bloqueados.

Laura Rojas Hernández, presidenta de la Mesa Directiva, negocia con los inconformes de distintos sectores, sobre todo campesinos, para intentar convencerlos de que permitan el acceso a los 500 legisladores que, con ella, conforman la Cámara Baja.

La Junta de Coordinación Política, el máximo órgano de gobierno, presidido por Mario Delgado Carrillo, en su calidad de coordinador del grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), la fuerza que detenta la mayoría legislativa, tiene agendada una reunión, a las 13:30 horas, con un grupo de 20 presidentes municipales, representantes de los alcaldes de todo el país.

Hasta ayer, el acuerdo de los órganos internos de gobierno, era atender a todos los manifestantes que lo solicitaran para escuchar sus demandas entre hoy y mañana ya que el jueves se discutiría y votaría el dictamen del PEF 2020 por parte del pleno de la Cámara Baja.

El sindicato de trabajadores de la Cámara de Diputados y autoridades correspondientes acordaron, desde ayer, suspender labores de sus agremiados este martes, por razones de seguridad.

Rojas Hernández informó que no descarta cambiar de sede legislativa para garantizar los trabajos del pleno cameral, que permitan aprobar el gasto del año próximo a más tardar el 15 de noviembre, como mandata la Constitución.

[email protected]

erp