La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, indicó que hay suficiente margen de ganancia entre lo que vende Pemex y “lo que se vende al consumidor final”, esto tras los reclamos de los trabajadores de que sus ganancias se vieran afectadas con la regulación de precios del gas LP.

La jefa de gobierno dijo en su conferencia de prensa diaria que “en todo caso tiene que haber un acuerdo entre las empresas y sus comisionistas”, sobre las ganancias de los trabajadores. “Si hay algún tema que tenga que ver con seguridad, pues nosotros vamos a estar brindando todo lo que se requiera junto con el gobierno de México y las fuerzas federales”, indicó. 

Sheinbaum indicó que su gobierno apoya totalmente la decisión del Ejecutivo, de poner un tope a los precios del gas LP, ya que dijo, la Zona Metropolitana del Valle de México es una de las regiones donde se estaban presentando los precios más caros, por kilo o por litro de gas LP, “es por eso que es muy importante esta medida”, argumentó.

Dijo que su gobierno apoyará en todo lo que se requiera al gobierno federal para poder garantizar la distribución del gas LP y que no haya ningún problema de abasto de gas en la Ciudad.

Indicó que gracias al diálogo con las empresas distribuidoras de gas se han generado las facilidades para la distribución del gas LP en toda la Zona Metropolitana del Valle de México. La policía de la CDMX, detalló, va a colaborar con las fuerzas federales “para que esto pueda darse y que no haya ninguna oposición a que las familias se beneficien del precio del gas LP”, dijo.

Dijo que la Profeco será la institución a cargo de garantizar la revisión de los precios, pero que los capitalinos podrán informar sobre irregularidades en el precio del combustible a través de las redes sociales del gobierno de la ciudad para que “nosotros podamos reportar esto a Profeco y garantizar que se distribuya el gas y que se distribuya a un precio adecuado que representa casi 4 pesos menos por kilo de lo que se estaba distribuyendo o vendiendo”, detalló.

Por otra parte, la mandataria capitalina indicó que también en el momento que entre en función el Gas Bienestar su gobierno colaborará en todo lo que se requiera para poder ofrecer el gas de Pemex a la ciudadanía, “particularmente a las zonas que menos tienen, a las colonias populares y después se irá incrementando esta distribución, le tocará a Pemex dar toda la información y nosotros como siempre estaremos apoyando en todo lo que se necesite”, dijo.

Por otra parte, indicó que su gobierno no ha entablado un diálogo con los gaseros del Valle de México, que se realizarón un paro el pasado miércoles. “En todo caso le tocará también a las autoridades federales lo que corresponde y nosotros apoyar en todo lo que se requiera, repito para el beneficio de los habitantes de la ciudad, que tengan un precio justo del gas”, dijo.

Dijo que en la mesa de trabajo del día de ayer estuvieron presentes sólo las principales distribuidoras, las grandes distribuidoras.

Desabasto

La jefa de gobierno aseguró que hasta el momento hay distribución normal en la Ciudad, “no tenemos ningún reporte, en la mañana creo que había dos estaciones cerradas, pero en este momento no tenemos reporte”, dijo, e indicó que se actualizaría la información más tarde.