Como parte de las investigaciones para localizar el origen del alcohol adulterado que ha provocado la muerte —hasta el momento— de 18 personas por intoxicación etílica en la región de la Montaña de Guerrero, se llevó a cabo un cateo en una bodega del estado de Morelos donde fueron localizadas miles de botellas de licor presuntamente adulterado.

Elementos de las Fiscalías de Guerrero y Morelos, dentro de la carpeta de investigación JO-UEDD/1452/2020, catearon una bodega en la que se encontró aparentemente producto falsificado de las marcas Rancho Escondido, Buchanans y Cien Años. En esta acción fueron detenidas algunas personas, aunque las autoridades no han proporcionan mayor información.

Durante una conferencia de prensa hace unos días, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, dijo que “ha habido personas que ha fallecido y se ha logrado saber que la causa es que han consumido una bebida alcohólica que se llama Rancho Escondido. Ya estamos nosotros en una operación de retirar cualquier botella de este tequila, y yo le sugiero a quienes nos están escuchando, especialmente en la Montaña, a quienes me están escuchando en la Costa Chica y en cualquier lado que si ven por ahí una botellita de tequila Rancho Escondido no le hagan mucho caso por favor, porque esto es lo que está ocasionando que la gente fallezca”.

Tequilera niega producto adulterado

Mediante el despacho de abogados Del Toro Carazo, que dirige el abogado Marco Antonio del Toro, la empresa propietaria de la marca del licor de agave Rancho Escondido negó producir alcohol adulterado.

Incluso, dio a conocer que ha presentado diversas denuncias penales en Puebla, Hidalgo, Morelos, Guanajuato, Jalisco y Michoacán, al saber que integrantes de la delincuencia organizada llevan a cabo la práctica de falsificar no sólo el líquido, sino también las botellas y etiquetas de su marca y otras.

Rancho Escondido ha mantenido una permanente campaña de combate a la delincuencia que se dedica a falsificar y/o adulterar el producto para su venta al público de manera ilegal y riesgosa para la salud. Para ello, ha denunciado reiteradamente ante las autoridades penales en distintos puntos de la República, la existencia de grupos delincuenciales que falsifican envases y en éstos vierten substancias alcohólicas que no corresponden con el original.

“Hemos descubierto envases que no tienen, como sí lo tiene el producto original, los números de lote grabados. Hemos descubierto botellas con contenido líquido que varía notoriamente del color del producto original. La empresa ha gastado fuertes cantidades en cambiar aspectos de sus botellas para dificultar su falsificación. Hemos denunciado a estos grupos criminales de adulteradores y falsificadores”, dijo la empresa.

Asimismo, calificó como injusto que autoridades de Guerrero hagan señalamientos sin sustento en contra de la marca, y advirtió que “todo ello puede generar acciones legales en su contra, de no corregir lo afirmado”.

Advirtió que la firma de abogados entablará, de ser necesario, “toda acción jurídica y de responsabilidad de servidores públicos por cuanto a las acciones ilegales cometidas en contra de los derechos de nuestros representados”.

Mediante un comunicado de prensa, la compañía —a través del despacho— sostuvo que el producto Rancho Escondido es el resultado de procesos de altísima calidad, y mencionó que el pasado 4 de junio la Cofepris practicó una visita en su planta ubicada en el Municipio de Tonaya, Jalisco, “y el resultado fue que obtuvo 96 de 100 puntos posibles, lo que acredita la calidad y salubridad del mismo plenamente”.

Cabe resaltar que fue la propia compañía en su comunicado de este miércoles, quien dio a conocer detalles del cateo practicado este martes; incluso difundió fotografías.

[email protected]