“No fue ataque contra el mandatario (el gobernador de Chihuahua, Javier Corral), sino contra elementos que salían de turno”, declaró el fiscal general estatal, César Augusto Peniche Espejel, luego de que sujetos armados dispararon contra dos de los escoltas.

Al terminar su turno, los dos guardias de seguridad salieron en un vehículo del fraccionamiento El Campanario, donde habita el gobernador panista, cuando fueron atacados por sujetos armados, situación que generó una intensa movilización policiaca; tres personas fueron detenidas, una de ellas de 15 años de edad.

De acuerdo con los primeros reportes, los hechos ocurrieron en el cruce de las avenidas Mirador y Río de Janeiro, cuando los elementos se dirigían a sus casas. Los dos escoltas fueron agredidos con disparos de arma de fuego desde un vehículo, el cual tiene reporte de robo.

El fiscal consideró que el ataque fue dirigido a corporaciones de seguridad, porque el fin de semana se registraron eventos similares en Juárez contra elementos estatales y municipales.

[email protected]