San Salvador. Este viernes inició la implementación del programa Sembrando Vida en El Salvador bajo la estrategia de cultivar 50,000 hectáreas en sistemas agroforestales con el objetivo de generar 20,000 empleos hasta diciembre de este año y poder poner freno a la migración forzada. 

En la ceremonia del arranque de dicha iniciativa en la cual México destinó 30 millones de dólares, más otro millón para gastos operativos y que está contemplada en el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, expresó que se está dando opciones para que la gente no migre en tiempos donde hay países que construyen muros o cerrando las posibilidades de asilo. 

"El gobierno de El Salvador determinó, se inicie la aplicación de un programa denominado Sembrando Vida, que consiste en apoyar a las y los productores del campo para que puedan sembrar frutales o maderables, y por ello reciban un apoyo económico de 250 dólares al mes. Y que, finalmente, todo eso que se siembre pues será propiedad de quienes lo siembran", dijo en la ceremonia de arranque desde San Salvador. 

El canciller enfatizó que México es un país con pobreza y no le sobra el dinero, pero busca ayudar a sus países hermanos por la corresponsabilidad para demostrar al mundo que sí se quiere se puede acabar con la pobreza incluso con el hambre. 

"Aunque tengamos el viento en contra, aunque tengamos marea en contra, vamos a salir adelante porque somos grandes pueblos, porque queremos hacerlo y porque tenemos razón, nada más que hay que perseverar", aseveró. 

Por su parte, el presidente Nayib Bukele reiteró que Sembrando Vida es más que un programa pues es una muestra de que se puede reducir la migración sumando esfuerzos entre corresponsables.

"Hay gente que va a criticar el programa pero se generarán empleos, oportunidades y mayor seguridad. Esta es una muestra de que se puede reducir la migración", sentenció el mandatario. 

También destacó que aunque es difícil establecer en cuánto se reduciría el flujo migratorio ante la generación de 20,000 empleos en lo queda del año, aseguró que al emplear a un salvadoreño en su territorio se eliminarían tres  migrantes en la frontera de Estados Unidos, lo cual representaría un ahorro para el gobierno estadounidense. 

Bukele enumeró que además del apoyo financiero de México se impulsará una inversión privada de 3,000 millones de dólares que estaba estancada. 

"Salvador está en una ruta de crecimiento, la visita de Pompeo será un catalizador para que se hable de lo que se está haciendo".