El delito de secuestro entre diciembre del 2018 y enero del 2019 —en el actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador— es alarmante porque se incrementó en 49%, pese a que se habla de la manipulación de las estadísticas para esconder víctimas. Lo cierto es que esta cifra es escandalosa, por lo que se requiere un Plan Nacional contra el Delito de Secuestro, aseveró Isabel Miranda de Wallace.

La presidenta de Alto al Secuestro comentó que ese incremento se sustenta al subir de 127 secuestros de diciembre pasado a 190 en enero. También subió en 51% el número de víctimas al pasar de 151 a 229 en el mismo periodo.

Las entidades con mayor incidencia en enero son Veracruz, con 51 casos; Estado de México, con 26,y Ciudad de México con 23. Los libres del delito son Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Nayarit y Sinaloa.

La activista social informó que promoverá a través de la Fiscalía General de la República y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos acciones de inconstitucionalidad en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), contra códigos penales de estados de la República que siguen manteniendo delitos que favorecen a los delincuentes.

De acuerdo con la activista social, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como garante de la Constitución, puede meter en cintura a las entidades que califican y tipifican el “secuestro bajo diversas interpretaciones que las hace confusas y no se ciernen a lo que es la Ley General contra el Secuestro y el Código Penal Único”, porque cada entidad lo interpreta a su manera, completó.

Resaltó que Veracruz merece atención especial, al ocupar el primer lugar nacional en incidencia del secuestro, tanto en números absolutos como en tasa por cada 100,000 habitantes.

Datos “maquillados”

Las cifras de delitos de alto impacto en Ciudad de México, como homicidio y robo en todas las modalidades, que reportó la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública “fueron maquilladas. Es posible que haya sido por cuestiones electorales y decidieron mantener un reporte de no más de 620 delitos por semana”, señaló hoy Ernestina Godoy Ramos.

En conferencia de prensa, la titular de la PGJCDMX destacó que se presentará una denuncia ante la Fiscalía de Servidores Públicos contra quién resulte responsable.

La abogada de los capitalinos detalló que la revisión abarcó un universo de 194,479 carpetas de investigación, del periodo de enero a noviembre del año pasado, y se tomó una muestra de 42,524 indagatorias, lo que arrojó que 29,082 expedientes fueron clasificados como delitos de bajo impacto, para demostrar una falsa reducción en los índices.

rtorres@eleconomista.com.mx