El exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, compareció este martes 1 de octubre ante el Ministerio Público Federal adscrito a la Fiscalía General de la República (FGR) para ampliar su declaración en el caso de la desaparición de los 43 estudiantes desaparecidos de la normal de Ayotzinapa en 2014.

Al salir de la comparecencia, Aguirre dijo que compareció voluntariamente por un compromiso que hizo con la Comisión Presidencial para la Verdad y Justicia del Caso Ayotzinapa, que encabeza el subsecretario Alejandro Encinas, en quien dijo confiar ampliamente.

“Yo hice un compromiso ante la Comisión de la Verdad para ampliar mis declaraciones, hoy estoy dándole cumplimiento a ese compromiso, una comparecencia que se llevó más de cinco horas, fui atendido por tres Ministerios Públicos, que tomaron mi aportación original, y algunas otras aportaciones que hicimos a la luz de los últimos acontecimientos que se han presentado. Pedí y exigí que se consigan las actas que se levantaron en las reuniones del grupo de coordinación Guerrero, que encabeza el propio gobernador, y que formaban parte de él, entre otros funcionarios, el comandante de la región militar, el comandante naval, el delegado de la PGR, el delegado de la Policía Federal y algunos funcionarios de carácter estatal. No entendemos por qué ha habido esa negativa del entonces Cisen por entregarnos una copia de las mismas, ya que seguramente estas minutas servirán para dejar constancia que en todo momento tuvimos un compromiso para que se conocieran las acciones que emprendimos antes de que sucedieran los lamentables hechos de Iguala”, dijo Aguirre.

El exgobernador comentó que en la comparecencia, tres agentes del Ministerio Público Federal le pidieron explicar cuál era su actuación con los grupos de la delincuencia organizada y también su relación con la normal de Ayotzinapa, así como con el entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

“Me deslindé de cualquier tipo de relación que me vinculara con el entonces alcalde de Iguala, el señor José Luis Abarca, lo mismo que con su esposa, la señora María de los Ángeles. Yo nunca impulsé el proyecto del señor José Luis Abarca para que fuera alcalde, siempre me opuse, mi proyecto era otro, el señor Óscar Díaz Bello; sin embargo, hubo otras personas que fueron sus principales promotores y que hoy se ha dejado constancia de ello en las declaraciones a la fiscalía especial del caso Ayotzinapa. También es falso que yo me haya reunido con el señor Abarca después de estos lamentables hechos. También jamás recibí un sólo peso del señor para mi campaña política para gobernador del estado”, dijo.

El exmandatario estatal dijo que planteó a los agentes del MPF que en el anterior sexenio fue víctima de persecución por parte del entonces titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Alberto Bazbaz Sacal, con el propósito de relacionarlo con grupos de la delincuencia, y cuyas acciones -dijo- provocaron que se detuvieran a algunos de sus familiares y se le cancelaran cuentas bancarias.

Aguirre Rivero comentó que en su estancia en la FGR, pudo platicar con el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, a quien le dijo que se le quiso vincular con la delincuencia con el afán de encarcelarlo.  

Este día también compareció ante el MPF el exfiscal de Guerrero, Iñaki Blanco. Mañana comparecerá ante la FGR el exsecretario de Seguridad de Guerrero, Leonardo Vázquez Pérez.

[email protected]

kg