Un aguinaldo siempre es bienvenido, aunque el sentido varía según quien lo recibe. Un niño tendrá una canasta con dulces, jícamas, mandarinas y cañas; un adulto obtendrá una importante remuneración económica.

Para deleite del paladar, un aguinaldo tradicional mexicano contiene colación elaborada con cacahuates, almendras o cáscara de naranja confitados; además de jícamas, mandarinas, cañas, tejocotes y galletas de animalitos.

Durante los últimos años se han agregado al festín navideño caramelos, chocolates, malvaviscos, gomitas de grenetina (enchiladas o dulces), mazapanes, tamarindos y golosinas de diversos tipos, colores y sabores.

Las personas salen a pedir posada desde el 16 hasta el 24 de diciembre y cantan letanías para ganarse su aguinaldo. Este novenario lo celebran los católicos para rememorar el peregrinaje de José y María, en busca de un lugar para el nacimiento de su hijo Jesús.

En el aspecto económico el aguinaldo se incluye en la Ley Federal del Trabajo, a fin de que los asalariados cuenten con un ingreso para los gastos extraordinarios por las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.

De acuerdo con la Real Academia Española, aguinaldo es un regalo que se da en Navidad o en la fiesta de la Epifanía, un villancico, o una planta tropical común en Cuba.

Mientras que en la página www.elcastellano.org, que edita el periodista uruguayo Ricardo Soca, la acción de dar un aguinaldo es una forma de expresar y compartir con los seres queridos la renovación de las esperanzas para el nuevo año .

Esta voz se registra en español desde el año 1400, como una deformación de la antigua aguinando o aguilando, esta última usada aún hoy en Andalucía, derivada de la expresión latina hoc in anno (en este año), que se empleaba como estribillo en canciones populares de fin de año .

Sin embargo, señala, a pesar de que su uso como remuneración del trabajo es muy común en América, el Diccionario de la Real Academia no registra esa acepción .

Y eso es lo que se comprueba al colocar aguinaldo en algún buscador, ya sea Google o Yahoo, pues las principales imágenes que aparecen están relacionadas con una percepción económica.

A menos que se acompañe por la palabra niño los resultados incluyen escenas de posadas, dulces, villancicos y árboles de Navidad.

En el mundo de los niños-niños y los adultos con espíritu de niño eso no existe, porque para ellos lo principal es la sorpresa que contiene esa bolsa o canasta de dulces y golosinas. Es la emoción incomparable de buscar dentro qué contiene.

Un aguinaldo es un final feliz y una buena manera de iniciar el próximo año en los hogares mexicanos. No importa si se es niño o adulto. Y quizá es de los regalos más significativos de la temporada navideña.

hbr