La explotación de niños y jóvenes por parte de grupos del crimen organizado en México para el tráfico de drogas es una de las principales preocupaciones que expresa la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC) a través de su Informe Mundial de Drogas 2018.

Según la ONUDC, en la última década, los cárteles de la droga y los grupos del crimen organizado en México han despojado cada vez más a grupos indígenas no sólo de sus tierras sino también de sus comunidades. El organismo internacional indica además que muchos informes han señalado que los niños y jóvenes en ciertas áreas eran secuestrados y obligados a trabajar en el cultivo, producción y tráfico de drogas por grupos delictivos.

Detalla que los jóvenes involucrados en el comercio ilícito de drogas a menudo forman parte de grandes grupos delictivos y son usados para implementar diferentes formas de contrabando de sustancias ilegales a través de las fronteras.

En nuestro país, añade el documento, los líderes delincuenciales generalmente usan niños para vigilar los puntos de control de los estados o la frontera. En el límite entre Estados Unidos y México “muchos jóvenes están involucrados en el tráfico de drogas, sirviendo como las llamadas ‘mulas’, para llevar drogas a través de la frontera”, agrega la ONUDC.

Los grupos de tráfico también se dirigen a jóvenes que pueden cruzar la frontera de manera legal, ya sean ciudadanos estadounidenses que viven en México o incluso aquellos que estudian en Estados Unidos.

La ONU ejemplificó que, en el 2013, 118 jóvenes fueron detenidos por contrabando de cannabis, metanfetamina, heroína y cocaína a través de la frontera de San Diego. Sin embargo, para el 2015, ese número se había reducido a 70: “Este descenso puede atribuirse a varios factores, incluida una mayor seguridad fronteriza, pero las cifras sólo reflejan a los que fueron capturados y no a los que tuvieron éxito al cruzar la frontera”.

Utilizando datos de más de 40 países, refiere que alrededor de 3% de las personas arrestadas o amonestadas por posesión de drogas en el 2015 tenían menos de 18 años.

Asimismo, el documento menciona que México es el país de origen de 90% de la heroína que llegó a Estados Unidos en la última década.

Sobre la cocaína, la ONU señala que en el 2016 las autoridades de EU informaron que se incautó más cocaína en el mar (46%) que en tierra (41%); en comparación con el 2013, cuando 81% de la cocaína incautada fue por tierra y 12%, por mar.