México se encuentra en un lugar preocupante en cuanto a las estadísticas de seguridad vial; sin embargo, ya se inscribió a una iniciativa de la ONU para reducir en un plazo de 10 años la mitad de los accidentes.

En el país las estadísticas respecto de la seguridad vial revelan una situación preocupante, ya que durante el 2009 se contabilizaron más de 4 millones de accidentes, de los cuales se generaron 750,000 hospitalizaciones, 24,000 muertes y 40 discapacidades. Lo anterior tiene más impacto ante una revelación contundente: los accidentes viales son la principal causa de muerte entre los niños y jóvenes de entre cinco y 35 años.

EL PROYECTO

Ante este panorama México se ha adherido, por conducto del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes, al Programa Decenio de Acción por la Seguridad Vial formulado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. La meta es lograr que, durante los próximos 10 años, se reduzcan más del 50% el número de muertes y heridos por percances viales en cada país miembro. En México sería salvar de la muerte a más de 60,000 personas y evitar que otras 120,000 resulten con alguna discapacidad, ahorrando más de 350,000 millones de pesos.

Para dar inicio, la Secretaría de Salud está organizando la Semana de Seguridad Vial, del 9 al 13 de mayo del 2011.

El problema de la seguridad vial en México es la segunda causa de discapacidad general, los hospitales de la República alojan 750,000 lesionados al año. Y si esto ya tiene un importante impacto, no sólo como tema de salud pública, también representa un efecto negativo importante en la economía del país.

DIFERENTES CIFRAS

Aunque no se tienen cifras exactas, porque las cifras del INEGI y de las aseguradoras suelen ser distintas, especialistas en la materia calculan que los accidentes viales tienen un impacto que llega hasta 4% del PIB, lo que significa hasta 126,000 millones de pesos de costo anual.

En el 2010, en cifras preliminares, los accidentes viales fueron la décima causa de muerte de la población general en México, sólo dos lugares después de aquellas derivadas de las agresiones (homicidios). En el 2009, la tasa fue de 4.7 muertes por cada 100,000 habitantes y en el 2008 el grupo de edad más afectado, por atropellamiento y accidentes de vehículo, es aquel que va de los 15 a 44 años, que acaparó 51.5% de la tasa de mortalidad.

La tasa más alta la tiene, en cifras del 2008, el estado de Baja California Sur con 35.9 muertes por cada 100,000 habitantes. En Nayarit es la tercera causa de muerte, sólo detrás de los homicidios y de la diabetes. En el Distrito Federal es la décima causa de muerte, inmediatamente después de los homicidios y la tasa fue de 2.9 muertes por cada 100,000 habitantes.

En Oaxaca, también es la tercera causa de muerte y sólo le anteceden las enfermedades cerebrovasculares y las isquémicas del corazón.

CADA DÍA 25 PERSONAS DE ESTE SECTOR PIERDEN LA VIDA

LA MUERTE EN RUEDAS ATRAPA A LOS JÓVENES

Las cifras oficiales indican que en México 17,062 personas perdieron la vida en el 2008 a consecuencia de los accidentes de tráfico de vehículo de motor, sin embargo, de acuerdo con estudios científicos relacionados con el subregistro de información se estima que tal cifra podría ser 41% mayor.

Cada día pierden la vida por esta causa en México 47 personas, de las cuales casi 25 son jóvenes de entre 15 y 34 años. La principal causa de muerte de jóvenes no es el SIDA ni el cáncer, sino los accidentes de tránsito, esa conclusión la comparte la Secretaria de Salud con la Organización Mundial de Salud en dicho estudio.

Entre las causas del riesgo de accidentes entre los jóvenes está el consumo de alcohol, la velocidad, la inexperiencia y otros factores.

Más allá del padecimiento que provocan los accidentes de tránsito, éstos pueden llevar a la pobreza a una familia, ya que los supervivientes deben hacer frente a las consecuencias. En el presente ejercicio se estima 1.0% del PIB, aunque otros trabajos lo ubican hasta en 4.0 por ciento. (José Luis Caballero)

[email protected]